jueves, 15 de agosto de 2013

Escrito por Karla Medrano en , , , | 10:40 p. m. Sin comentarios
No se nace sabiendo

Somos nuevos escribiendo sin duda, y es cierto que hay errores que el tiempo quizá nos irá quitando, pero hay cosas que siempre he considerado que nos pasa al momento que nos internamos por vez primera en algún curso, taller, o sencillamente en el arte de la escritura. Para mí los errores más comunes son los siguientes.

Usar comas para todo: Es algo que me ocurría muy a menudo cuando estructuraba los párrafos, en vez de usar pausas más largas, adopté el hábito de llenar los párrafos de comas. Ya después me di cuenta que no era sólo un estilo, sino también el no escuchar en voz alta lo que escribo, y aprender a armonizar los párrafos.

Uso excesivos de adverbios de modo: Otro error que al principio nos sólo notaba en mis textos, sino en los de mis compañeros que eran igual de nuevos que yo, era la manía de usar los tan accesibles gerundios de modo. “Sencillamente” “Simplemente”, gerundios que no está mal usar, por algo existen y es para usarse, pero el uso excesivo de estos, en veces logra que el texto pierda un poco de direccionalidad.

Explicar lo inexplicable: Un día escuché a algún maestro decir que un texto debía llevar el mismo trabajo al leerlo, que lo que el escritor trabajo en escribirlo. Con esto entendí que había que dejar cosas a la imaginación del lector, cosas claro, que no sean necesarias de explicar. Por ejemplo, si la reina de nuestra historia toma un brebaje de raro que la pone a bailar como loca, qué más da decir que el brebaje tenía romero, vainilla y nuez, y que encima era luna llena, lo importante en el cuento es que la reina está bailando y que hay que darle solución a su problema. Con esto quiero decir, que si poner ese tipo de explicaciones al texto no aporta nada, ponerlo muchas veces sólo hace que el texto pierda la magia.


Y desde luego que existen muchos más, pero estos para mí son algunos de los más básicos, si algunos de ustedes conoce más vicios o novatadas que como escritores nos llegan a suceder, nos encantaría recibir sus comentarios. Y recuerden, que trabajar y corregir un texto, lo lleva tanto a la perfección, como a la destrucción.
Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Búsqueda

Comparte esta página

Delicious Digg Facebook Favorites More Stumbleupon Twitter