lunes, 15 de mayo de 2017

Escrito por axlmar en , , , | 2:22 p. m. Sin comentarios



Tal vez, muchos opinen que la palabra odiar es demasiado fuerte, de hecho no odio el cuento original, sino la versión de Disney y por ende la reciente película de la aclamada Ema Watson.

La bella y la Bestia, en su versión original, es encontrar el amor, más allá de las apariencias, un amor profundo que nace de la convivencia diaria, de la compasión y entendimiento mutuo, lo cual es difícil de ver en la adaptación hecha por Disney.

En el cuento original, Bella tiene hermanas, es hija de un mercader exitoso, quien pierde sus embarcaciones mercantiles en una tormenta, por lo que de la noche a la mañana, su fortuna se ve reducida a nada, tiene que mudarse de su mansión a una pequeña choza. Bella mantiene su buena actitud mientras que sus hermanas reniegan de su nueva posición. Un día  le avisan al padre que uno de sus barcos llegó a puerto, lo que significa, que podrán volver a tener dinero.  Las hermanas le piden de regalo vestidos y joyas, mientras que Bella sólo le pide una rosa, porque en su jardín no se dan.

Como pueden darse cuenta, el preámbulo de la historia no tiene nada que ver con la adaptación que hizo Disney, ¿dónde está la muchacha que no quiere casarse y el pretendiente ridículo?

El primer vistazo de la Bestia es cuando, el padre de Bella después de ir al puerto y arreglar los asuntos comerciales, va de regreso con los regalos para sus hijas, aunque un poco decepcionado porque no pudo encontrar una rosa para su hija menor. En el camino se extravía y llega conducido por luces al castillo de la Bestia, donde es atendido con lujo, a la mañana siguiente ve rosas en el jardín, toma una y la Bestia aparece delante del hombre y le exige que él se quede en el castillo. El hombre, al ser honesto le dice que regresará que le permita ir a despedirse de su familia y la Bestia le permite irse.

Si bien en la versión Disney, es muy similar, vemos una diferencia entre la personalidad de la Bestia, no es un ser totalmente deshumanizado que nos presenta Disney, sino que tiene capacidad de razonamiento y actúa como un caballero, al confiar en la palabra del padre de Bella.

El hombre regresa a su casa, la alegría de haber recuperado su dinero, se ve opacada por la situación causada por la rosa robada. El padre de Bella le informa a su familia que él irá a vivir al palacio de la Bestia, las hermanas de Bella se oponen  y le recriminan a Bella por haber pedido la rosa. Bella, se siente mal con su padre y decide tomar su lugar.

En ningún momento, vemos que la Bestia haya retenido al padre de Bella, ni es requerido ningún rescate, ella acepta el castigo, que provino de su petición. Y lo hace agradecida, pues sabe que de lo contrario, la familia quedaría desamparada.

Bella llega al palacio de Bestia, y es atendida a lujo, come, juega, deambula por los jardines y el palacio, pero jamás ve a la Bestia, ella eventualmente le pide a la Bestia que se presente delante de ella, porque se siente sola, cuando lo hace, ella se asusta y él no vuelve a aparecer hasta que tiempo después ella lo vuelve a pedir. En la segunda ocasión, ella platica con él y esas pláticas se van extendiendo, al tiempo que Bella comienza a tener sentimientos por la Bestia.

En la versión Disney, la Bestia maltrata a Bella, algo que no deja de molestarme, porque presentan a Bella como un prototipo de “princesa feminista”, ¿cómo una personaje feminista soporta malos tratos?, eso no tiene sentido, y lo peor de todo es que eso es lo que va directamente a la psique de las pequeñas que ven esas películas.  El momento en que cambia Bella con él, es cuando la salva,  repito… ¿feminista?, de nuevo la damisela en peligro… y además si la Bestia es tan deshumanizada, ¿por qué habría de salvarla?, el personaje destrozado por Disney,  pierde sentido y coherencia. Por el contrario, en la historia original, nos deja claro, que los buenos tratos y las palabras amables, borran cualquier prejuicio sobre la apariencia.

Bella es feliz, pero se preocupa por su familia, cuando esto ocurre,  por un espejo mágico
ve que su padre está enfermo, le pide permiso a la Bestia para ir a verlo y él accede, pero le pide que regrese, para esto le da un anillo mágico que la llevará de regreso. Bella se va, atiende a su padre, y él se recupera, sus hermanas un poco envidiosas por la suerte de Bella, y en parte porque prefieren que esté con ellas, esconden el anillo. La hija menor está tan feliz con su familia que por un momento se olvida de la Bestia, pero al paso de los días comienza a extrañarlo, al buscar el anillo se lleva la mala sorpresa de no encontrarlo, después de varios días de búsqueda sus hermanas confiesan y le regresan el anillo. Ella va de regreso y ve a la Bestia que está muriendo, ella le dice que lo ama y que no puede morirse. En ese momento la Bestia se convierte en un guapo hombre.

Disney, cree que las historias de condición humana son aburridas, así que coloca acción al por mayor, una persecución donde el pueblo va a linchar a la Bestia, y luego dicen que la historia es de inclusión, ¿dónde? ¿cuándo quieren matar a la Bestia, o a qué se refieren? Y como siempre, la princesa termina amando a la Bestia porque es valiente, no porque sea amable, no por su intelecto, sino porque como cualquier otro valiente, es arrojado y valiente.  Ven porque no me gusta esta versión.

En fin, la historia original, habla de inclusión, de condición humana, de resaltar el aspecto interno sobre la belleza exterior, habla de seres inteligentes y no de instintos de sobrevivencia, hay un hechizo, pero no hay tiempo límite del mismo… mil veces prefiero la versión original. Ojalá Disney resaltara estos valores y no los típicos disfrazados de “inclusión y feminismo”, que al final, sólo confunden a los pequeños que ven el filme.


Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Búsqueda

Comparte esta página

Delicious Digg Facebook Favorites More Stumbleupon Twitter