viernes, 31 de mayo de 2013

Escrito por axlmar en , , | 5:28 p. m. Sin comentarios


Una tarde de lecturas y conversaciones.

Todavía recuerdo aquella tarde de Mayo de hace dos años, cuando me invitaron por primera vez a una lectura de fin de cursos. Por aquel entonces sentía que todo lo que escribía era malo, y odié tener que pararme frente a una sala llena de alumnos, maestros e invitados para leer algo que en lo personal no me gustaba. Ese día llevé una carpeta con varios trabajos porque iba indecisa sobre que leer, aun así llena de inseguridad tomé el micrófono y comencé con minificciones. Tal vez fue mi impresión pero mi lectura no fue buena, en realidad mi impresión fue la correcta, estaba tan ansiosa por regresar a mi lugar que al dar un paso, estuve a punto de caer, tiré la carpeta y todos los papeles volaron.

Sí, mi primera lectura fue un desastre, a pesar de eso le tengo un recuerdo cariñoso. Si no me hubiera atrevido tal vez hoy no estaría escribiendo en este blog. 



Muchas veces pensamos que el escritor simplemente se dedica a eso… a escribir. Pero entonces la SOGEM también te prepara para esas otras facetas que tiene que enfrentar quien escoge este oficio como forma de vida. Las presentaciones en público son parte del escritor, o tal vez tengo que aclarar de quien escribe y que tiene la fortuna de editar y publicar un libro.



Cada fin de curso, es decir cada seis meses, la SOGEM organiza una lectura con estudiantes de la escuela. La lectura es de los trabajos de los alumnos, generalmente de las clases de creación literaria como son escritura creativa y talleres de cuento. Casi siempre el maestro es quien escoge que es lo que los alumnos leen teniendo en cuenta la longitud del cuento y de la calidad del mismo. 



Este año, no fue la excepción, y vimos desfilar desde alumnas muy jóvenes hasta aquellos de más edad pero de igual manera estudiantes de la SOGEM, quienes nos deleitaron con cuentos sobre la vida diaria, otros con crítica social, algunos con pensamientos muy profundos y aquellos cuentos divertidos  que soltaron las carcajadas de los presentes.



Y pues como es ya tradición, la tertulia terminó con un convivio lleno de bocadillos, bebidas y pláticas muy interesantes.

Mi Autofoto o Selca (como le dicen los Coreanos)


Por cierto, también yo leí, y no, no se me cayeron las hojas y la reacción de los asistentes a mi cuento de terror fue la esperada. Así que, se va aprendiendo con el tiempo, con la práctica y con la experiencia de varias presentaciones.

jueves, 30 de mayo de 2013

Escrito por Nicte Yuen en , , | 5:26 p. m. Sin comentarios
Los Demonios del Escritor

Durante la pasada Feria Internacional del Libro, en esta ciudad de Guadalajara, tuve la oportunidad de asistir a la presentación del más reciente libro del escritor mexicano Xavier Velasco, titulado: La edad de la punzada. En algún punto entre los flashazos de las cámaras fotográficas, las carcajadas de los adolescentes de la última fila y mi intentó por escuchar lo que estaba comentando Velasco; la siguiente frase me provocó escalofríos:

Cuando escribo invocó a todos mis demonios



Me reacomodé en mi asiento en pleno estado de alerta máxima, de hecho contuve el aliento, no quería perder detalle. Ahí estaba el escritor, micrófono en mano, moviéndose de izquierda a derecha sobre el entarimado, sonriendo a la audiencia que mantenía abarrotado el salón donde se llevaba a cabo la conferencia; explicando su necesidad de traer al presente cada una de sus obsesiones, temores, confusiones y demás traumas.


Necesito a esos demonios acumulados a lo largo de mi vida, los necesito al momento de escribir mi novela, sacarlos del pasado y materializarlos en mi presente.


Yo solía decirme de vez en cuando, que escribía para exorcizar los demonios que me asfixiaban, que al terminar un cuento o un poema, los debilitaba; porque deseaba deshacerme de ellos, aniquilarlos. Así que las palabras de Velasco fueron una especie de sacudida emocional. Durante años había buscado la manera de exorcizarlos, en una especie de autonegación; como si pudiera desaparecer esa parte oscura de mi misma.


Recuerdo a las personas que se burlaron de mí, a los compañeros que me molestaban, recuerdo el dolor que me causaron… Escribo sobre las sensaciones que me dejaron.




Cuando terminó la presentación del libro y el público estalló en aplausos, me quedé paralizada rebobinando aquellas frases en mi cabeza. Dejé mi asiento y avancé en automático; entonces los comentarios de las personas a mi alrededor comenzaron a mezclarse con mis pensamientos. Los seguidores del mexicano, los retractores, los estudiantes que asistieron buscando puntos extra para su materia de literatura, los que ingresaron al salón por mera equivocación, los periodistas.

A partir de aquel día de finales de noviembre, mis demonios y yo, mantuvimos una extensa charla para reconciliarnos. Bienvenida la oscuridad que carcome mi ser.


miércoles, 29 de mayo de 2013

Escrito por Danz en | 12:01 p. m. Sin comentarios
Bandada de Gorriones / El honor del samurai  (Takashi Matsuoka) 






Esta historia llegó a mí, en una etapa en la que "Japón" estaba muy presente en mi vida. Anime, karate, kendo, mangas, etc. Vi la portada y eso fue suficiente para comprar el libro. Es de los pocos, de más de 300 páginas, que he leído en un solo día.  

El título en español es "El honor del samurai" y el titulo original es Cloud of Sparrows (Matsuoka es estadounidense, ¡detalles!); las malas traducciones en los títulos al español también formaban parte de mi vida en aquellos ayeres.

Entonces, ¿de qué trata? 


La historia: 

Corre el año de 1861, un grupo de misioneros gringos llega a Japón a propagar la palabra del buen Chuy; auspiciados por el líder del clan Akaoka: Genji. El choque cultural es particularmente divertido en las primeras páginas del libro, sin embargo, las consecuencias no se dejan esperar y los problemas se vuelven inminentes.  

El drama:

Por parte de los misioneros, cada uno tiene una historia específica que en su mayoría contradice a la misión  como tal; siendo la de Emily Gibson una de las más originales que leí por aquella época. 

En cuanto a Genji, como defensor de la comunicación y apertura de Japón a occidente, lo tienen en la mira varios políticos y puristas del antiguo Japón. 

La trama se enreda de manera bastante natural, inmiscuyendo cada vez más a occidentales y orientales, hasta formar un grupo compacto de gente que intenta sobrellevar, el drama. 


El tono:

La influencia de los Samurai Westerns se hace notar desde el principio. Aunque, siendo gringos en territorio nippon, ¿se convertiría en un Cowboy Eastern? El libro está lleno de duelos al estilo del viejo oeste, vaqueros, espadas, viejas costumbres samurai, geishas; todo mezclado de una forma que hace de la narrativa algo disfrutable. Cabe destacar que el libro está "atascado" de realismo mágico, del cual no comento porque arruinaría muchas sorpresas.  



La técnica:

Narrativa desde diferentes puntos de vista. La novedad radica en que estos puntos de vista convergen en un punto clave de la historia y esta no avanza hasta que la mayoría de los personajes hayan llegado a ese punto en específico. Por ejemplo: el desembarco de los misioneros. Se narra el pasado de Emily, como vivió la travesía, algunas de sus motivaciones y termina en el momento justo cuando el barco atraca; esto ocurre con varios de los tripulantes. Luego se describe lo que Genji hacía antes de que sus huéspedes llegaran a puerto, sus problemas con la política interna de Japón y termina en el momento en que ve al barco llegar a puerto. 

Este patrón se va rompiendo y remendando con el pasado, es difícil de explicar pero no de entender cuando se lee el libro, para mi, es el plus ultra de esta historia. La manera que está contada. 



Veredicto:

Bandada de gorriones o el honor del samurai sobrevivió a una segunda lectura (5 años después y ya con el fanatismo por lo japonés a punto de morir). Principalmente por su narrativa e imágenes. La historia a veces se atasca por algunos personajes que son de desarrollo más lento, sin embargo, los personajes "fuertes" son muchos y lo suficientemente responsables para levantar la narrativa. 

¡Recomendable! Seas fanático de lo japonés, de lo western, del realismo mágico o no. Es una buena historia 
  

  



 

sábado, 25 de mayo de 2013

Escrito por axlmar en , | 8:49 p. m. Sin comentarios



Cuento a base de preguntas.

Seguimos con los cuentos sobre preguntas, está técnica sigue siendo algo distinto, las historias a través de muchas preguntas puede de repente ser la indicada para cuando se está escribiendo algo que no se quiere dejar súper claro pero de lo que se quiere dar información velada.

En esta ocasión publicamos el cuento de Karla.



¿Y si mejor pienso?
 Por Karla Medrano.

¿Cuántos puntos me pedían para esta carrera? ¿voy a entrar siquiera?, ¿mi mamá estará feliz con esto? ¿y si mejor hago trámites a medicina? ¿entraría a medicina? ¿y si mejor no estudio nada?

¿Cómo demonios factorizo esto? ¿si lo había estudiado? ¿era de cálculo? ¿Cuánto tiempo falta para que se termine el bloque de matemáticas? ¿me darán tiempo al final de responder lo que no terminé?? ¿Cuántos puntos me pedían en medicina? ¿los conseguiría? ¿mejor psicología?, ¿mi mamá me matará si no salgo en listas?, ¿y si mejor derecho?

¿Y si mejor me pongo a trabajar con mi tío?, ¿me mata mi papá?, ¿me corre de la casa?, ¿y si mejor me salgo de mi casa antes de que me corran? ¿y si mejor no hago el examen? ¿Cuánto valía π? ¿2.1416? ¿qué era π ¿y si entro a biología? ¿mi mamá me dijo que era alérgico a las plantas o lo imaginé? ¿y si mejor administración? ¿Soportaré la carrera? ¿estará llena de matemáticas?

¿Mi mamá estará decidiendo inconscientemente por mí? ¿o lo hará consciente? ¿todo mundo espera que la cague? ¿o sólo yo espero cagarla? ¿mi mamá piensa en que triunfaré en lo que quiera? ¿tal vez no? ¿Mi mamá estará decidiendo por mí? ¿Por qué mi mamá quiere que sea maestro? ¿odio a las personas como para enseñarles? ¿me gustan las personas como para enseñarles?

¿Qué es una tangente? ¿ya son las 12:00? ¿ya se terminó el bloqué de matemáticas? ¿español? ¿Qué vendrá en español? ¿y si mejor me voy y no termino el examen? ¿y si mejor estudio letras? ¿ahora sí me mataría mi mamá? ¿quiero estudiar letras? ¿mejor contabilidad? ¿o quizá idiomas? ¿qué no se supone que ya no debería tener dudas?

¿Qué era un adverbio? ¿para qué se usaban? ¿Cómo identifico la idea principal del párrafo? ¿y si no salgo en listas? ¿y si estarme quebrando la cabeza ahorita vale madre cuando no salga en listas? ¿y si mejor me dedico a trabajar? ¿mi papá pensaría que soy mediocre?

¿Soy un mediocre? ¿no debería estar seguro ya de mi carrera? ¿no debería de estar emocionado? ¿por qué me siento tan idiota?

¿Por qué mi mamá decide por mí? ¿Por qué no estudio lo que se me pegue la gana? ¿Por
qué nunca pude ser quien yo quise? ¿todo es culpa mía? ¿o es culpa de mi mamá? ¿y si mejor huyo de todo esto? ¿y si mejor mando a la fregada a la universidad? ¿y si me levanto y dejo el examen sin contestar en el escritorio del asesor y me largo de aquí? ¿y si mejor hago lo que yo quiero? ¿y si mejor hablo con mi mamá? ¿y si mejor…? ¿y si mejor decido ser yo?

¿Y si rompo el examen? ¿Qué pasaría si mejor rompo el futuro? ¿y si mejor secuestro el futuro? ¿y si me pongo a llorar? ¿qué resolvería? ¿Y si no quiero ser maestro? ¿Qué mierdas hago con mi vida? ¿y si mejor me detengo? ¿y si corro más despacio? ¿y si mejor primero me tomo la molestia de aprender qué es π y qué es un adverbio? ¿y si escapo? ¿y si respiro? ¿y si la cago? ¿y si triunfo? ¿y si le atino?  ¿y si mejor cierro los ojos? ¿o mejor respiro? ¿Qué pasa si mejor me espero? ¡¿Qué pasa si mejor me espero?!, ¿mi mamá me mata? ¿mi papá me mata? ¿el futuro me mata? ¿Qué pasa si ya no me importa? ¿qué pasa si prefiero verme arrollado por todos ellos? ¿Qué pasa si prefiero hacer lo que yo quiero? ¿A que le temo? ¿Qué me detiene? ¿mi mamá? ¿me importa? ¿me importa lo que piensen? ¿me importa que me odien por ser yo? ¿me querrán como quiero ser? ¿me querré yo? ¿quiero dejar se quien ellos quieren? ¡Quiero ser yo!

viernes, 24 de mayo de 2013

Escrito por axlmar en , | 8:05 p. m. Sin comentarios



Esas ganas de escribir.



Cuando se trata de escribir, hay mil cosas de las que puedes hablar, muchos géneros en los cuales expresar eso que quieres decir, sin embargo a veces sucede eso que se llama el mood para escribir, o las ganas de escribir.

En lo general, por más buen escritor que se sea, a veces llegan esas rachas en las que escribir no es tan fácil o mejor dicho no se tienen ganas de escribir. No es que sea una enfermedad, y tampoco es contagiosa, simplemente son esos momentos en que hay algo dentro que no te permite sacarlo por medio de la escritura.

No es un bloqueo, porque puedes tener un millón de ideas en la cabeza, es simplemente como que tu mente se pone en huelga.

Si bien el arte de escribir depende de la disciplina, tampoco se puede exigir escribir cuando no está el mood ideal para hacerlo. Así como hay veces en lo que escribir es imperioso, que debes hacerlo de inmediato, existe esa contraparte en las que no quieres tomar una pluma o abrir una página de Word.



En lo general antes ponía excusas y decía… es que no tengo tiempo, es que el trabajo, es que… las excusas sobran cuando no hay el mood.

Hace tiempo escuché en un programa de cocina, que las papilas gustativas tienen algo así como una memoria de tres meses… es decir, que algo que en este momento te súper encanta de comer, podría no gustarte tanto dentro de tres meses, y tal vez tres meses más adelante volverá a ser tu platillo favorito.

Creo que es algo así. No que te deje de gustar el escribir, sino que a veces requieres un descanso para después tomar las cosas aún con más gusto.

Igual a cuando juegas algo, aunque te encante, llegara un momento que te canse estar jugando, y necesitarás un descanso de eso.

Así que no esperen ver todo el tiempo a un escritor escribiendo, porque como igual lo puedes ver en ese estado, puedes verlo viendo películas, leyendo, jugando… haciendo otras cosas, esperando el mood perfecto para ponerse a escribir.

miércoles, 22 de mayo de 2013

Escrito por axlmar en | 9:50 p. m. Sin comentarios



Hombres de Maíz.




Hace un poco más de un año que entré a un club de lectura o círculo de libro, en un inicio estaba un poco ansiosa por los títulos que se iban a escoger para leer, pero conforme ha avanzado el tiempo y los libros han sido leídos, me he encontrado con más satisfacciones que decepciones.

Lo maravilloso de esto es cuando descubres un autor o una historia que no hubieras elegido por ti mismo, pero que al leerlo te adentras en un mundo distinto y lleno de matices. Tal como a mí me sucedió con Hombres de Maíz.

El libro escrito por Miguel Ángel Asturias, perteneciente a la corriente del realismo mágico y quien por cierto ganó el Nobel de Literatura, es una oda a la naturaleza, desde los primeros capítulos en que relata como los campesinos nativos de Guatemala (aunque bien podría ser de cualquier parte de Latinoamérica) ven la tierra que trabajan, el suelo sobre el que viven y el cielo bajo el cual descansan. Es una continua lectura de textos poéticos con imágenes bellísimas.

La primera parte del libro está escrita de forma en que cada capítulo puede funcionar como cuento, nos presenta personajes indígenas, campesinos y el hombre blanco que ha venido a quitarles lo que es de ellos. El hombre blanco y estudiado, quienes tienen puestos en el gobierno y en el ejército, haciendo abuso de su poder.

En algunos capítulos además de incluir la prosa poética, podemos observar que se destaca por la estética de las palabras, en la manera en cómo están acomodadas, lo cual llena de matices lúdicos como atmósfera que acompaña a la historia que nos está contando.

A medida que avanzamos la lectura, podemos notar que aquellos que inicialmente parecían cuentos, son parte de una historia más grande, como tuercas que pertenecen a un motor que una a una le da vida, fuerza y sonoridad a esa oda que poco a poco te va llenando de ese sentimiento, de ese amor a la naturaleza, de ese amor por la justicia, y el mismo amor en sí.

Totalmente recomendable, un escritor Latinoamericano que pone en alto lo que es ser latino. 

Aquí pueden pedirlo:


 

Búsqueda

Comparte esta página

Delicious Digg Facebook Favorites More Stumbleupon Twitter