martes, 30 de abril de 2013

Escrito por axlmar en , | 5:43 p. m. Sin comentarios



¿Cómo soportar las críticas desastrosas?



Les hemos hablado de muchas de las mieles que trae el formar parte de un taller literario, y ciertamente tiene muchísimas cosas buenas, desde el conocer mucha gente que tiene los mismos gustos, que escriben y que tienen mucho que contar. Sin embargo no todo es tan bueno.

Cuando se pertenece a un taller literario. Expones demasiado de ti. Ya Karla nos comenta que cuando se escribe, pones mucho de ti mismo en los textos. Es por eso que muchos consideran a sus escritos como sus hijos. Y para todos los que son padres, no haya nada peor que alguien les critique a sus hijos. Ahora imagínense poner a tus propios hijos para ser criticados, a voluntad.

Por esta razón, aunque hay muchas cosas que se necesitan para estar en un taller, una de las principales es la humildad. ¿Por qué? Porque allí es como en cualquier escuela o trabajo. No escoges a tus compañeros, así como puedes tener unos que sean amables, habrá aquellos que traigan consigo tanta amargura que la sudan. Entonces  será como entrar en un campo de batalla.

Los talleres literarios funcionan así: te explican el tema, y te piden que escribas ya sea poesía, cuento, ensayo etc… a la siguiente sesión es leerlo en voz alta, frente a los compañeros para que ellos oigan y critiquen.

En este momento estoy en un taller con compañeras que he tenido por varios años, con quienes me llevó bien fuera de clase, y a quienes aprecio por su sinceridad en los comentarios, pero para llegar a ese grupo, fue tener que aguantar de todo, desde “divas” que se creen reencarnación de grandes escritores, pasando por aquellos que aún te preguntas como es que les dejan escribir cuando alguien debería prohibírselos, hasta llegar aquellos que son tan buenos escribiendo que en tus adentros sabes que llegarán tan lejos como ellos se lo propongan.

Así pues, leer en voz alta para aquellos que son tímidos, pues ya es un estigma a romper, pero allí no termina, porque después de eso vienen los comentarios. En lo personal me ha tocado de todo, tenemos que repartir copias para cada compañero del texto a leer, sin embargo en el momento se les pide que te den su opinión. Si hay algo que no me gusta es la gente cobarde y en estos grupos me los he encontrado a montones. Cuando se pide que se dé la opinión en voz alta, a veces nadie quiere hablar, pero cuando regresan las copias vienen todas rayadas y generalmente con comentarios bastante negativos.  Claro está que sin poner nombres. Es algo así como en internet que muchos aprovechan el anonimato que provee, para dejar correr el veneno que traen dentro que si tuvieran que decirlo cara a cara no lo harían.  Pues aquí pasa igual.

Es muy raro que alguien en persona te de una mala crítica, yo por el contrario pocas veces me quedo callada, sé que algunos maestros conociendo eso me ponían a dar mis opiniones porque sabían que no mentiría y que sería lo suficientemente valiente para no guardarme lo que pensaba. Tal vez piensen que soy mala por hacerlo, pero creo que ese es el objetivo del taller, decir lo que se piensa, con esto no quiere decir que se sea grosera o insultar, sino tratar de dar una crítica de forma imparcial y saber exponer porque algo te gusta y porque otras cosas no te gustan.

Las peores críticas que yo he recibido han sido de parte de los maestros, tal vez por lo que les he dicho que casi nadie se atreve a decir lo que realmente piensa. ¿Me ha afectado? Sí, claro que te afecta cuando alguien te da una mala crítica. Pero también es como dicen allí, depende de quién te la diga.



Es como dicen por allí “no te hiere quien quiere, sino quien puede”… es decir, si alguien a quien tu consideras que no es bueno escribiendo te da una mala crítica, difícilmente va a afectarte, pero cuando es alguien a quien consideras bueno escribiendo y que además de eso alguien como un maestro con trayectoria y reconocido, te dice algo malo, en verdad duele…

También varían, las críticas, está la que es constructiva… “tu texto está mal aquí y aquí, pero tienes estos puntos buenos que se pueden desarrollar” o la destructiva “tu texto parece plagio de tal película” o “no le entendí a nada”… creo que al saber diferenciar una crítica de otra es importante, saber a cuál darle relevancia y a cuál no. No hundirte por las críticas destructivas y tomar lo que puedas de las constructivas.

De hecho, la mejor manera de superarlo, en lo particular ha sido, aprender de los errores, fijarse en los puntos débiles que se tienen en el texto… y para la siguiente ocasión escribir mejor, o al menos tratarlo, no rendirse, seguir escribiendo… esa es la solución. Porque si te dejas caer a la primera mala crítica, entonces no sabrás a donde será posible que llegues. Aferrarse a eso que sabes que tienes y probar, tal vez la cosa fue la técnica, o el tema, o el desarrollo, siempre hay puntos de mejora cuando existe un crítica.

Y pues a medida que pasa el tiempo te das cuenta de dos cosas, además de saber tomar las palabras de quien vienen, a hacerte la piel un poco más dura para soportar las palabras llenas de veneno. Siempre habrá a quien no le guste lo que escribas. No pretendas gustarle a todos, eso no ocurrirá. Por eso es imprescindible que conozcas para quien va dirigido lo que escribes y conocer quien da la opinión.

En fin, sé que de este tema podríamos hablar y no parar. Pero espero que les sirva un poco la experiencia personal que he tenido si alguien está pensando entrar a un taller y no sabe a qué se enfrentará.~

viernes, 26 de abril de 2013

Escrito por axlmar en , , , | 5:48 p. m. Sin comentarios



¿Con qué se come?


De repente nos encontramos palabras de las que a lo mejor hemos oído hablar pero no estamos seguros de su significado. Ya sé que hoy con Wikipedia eso se ha vuelto más fácil de sobrellevar, basta con buscar la palabra y en segundos tenemos el significado. Sin embargo, a veces nos gustaría saber cuál es la mejor forma de utilizar esas palabras.

Eufemismo, por definición de diccionario es “Palabra o expresión más suave con que se sustituye otra considerada de mal gusto, malsonante o demasiado franca”

Bueno, ese el significado estricto, y podríamos apegarnos a él. Pero que sería de esto sin ejemplos.

En lo personal esta palabra aunque muchos no la conozcan, si la utilizan... o si la conocen  pero tal vez no lo sepan y hacen uso de la misma.  Ya pareció trabalenguas ¿verdad? Lo que quiero decir es que todo el tiempo vemos y escuchamos “eufemismos” y otras veces hacemos uso de los mismos, muchas veces sin darnos cuenta.

En la música.

A lo largo de mi vida me ha tocado escuchar algunas canciones que hacen un uso bastante gracioso y en otras un uso muy inteligente de esta herramienta, de esa manera hacen una canción políticamente aceptable.  

Esta canción en particular  hace un gran uso de este término. La canción es “Pican los mosquitos” de los del ZOO.


En otras canciones podemos encontrar también esto… como en la canción “La camisa negra” de Juanes o en la canción “Loca” de Shakira, claro que en muchísimas otras canciones podemos encontrar en la letra, tanto el eufemismo como el doble sentido.

Pero no es un uso exclusivo del español, en canciones de habla inglesa también los encontramos. Una de las canciones que se me hace muy inteligente el uso de esto es la canción de Britney Spears, If U Seek Amy.


Y pues para no seguir y seguir, puesto que en todos los idiomas existen canciones con eufemismos, escucharemos que incluso en la última canción de Psy, "Gentleman", hace un uso muy astuto de esta herramienta.


Al usar eufemismos, evitan la censura, ya que convierte lo que desean decir así sea en un inicio malsonante o grosero, en algo políticamente correcto.

En la televisión.

En programas como “How I met your mother” utilizan de este tipo de expresión… para quienes no la han visto, así rápidamente, la historia gira alrededor de un hombre que les está platicando a sus hijos adolescentes como conoció a la madre de los mismos, por esta razón cuando lo está haciendo cada vez que tiene que relatar algo censurable cambia las palabras y el relato comienza a ser muy gracioso porque pierde la coherencia. Y al mismo tiempo el espectador sabe perfectamente de lo que se está hablando.

En programas cómicos es fácil encontrar como los usan, un buen ejemplo de ello sería el personaje de Eugenio Derbez , “El súper portero” que es una hipérbole de lo que es un eufemismo.


Y no es la única parte, en muchos programas para adolescentes, utilizan de esta herramienta. De la misma manera burlan a quienes censuran.

En la literatura.

Pues si tomamos en cuenta de que las canciones fueron escritas por un compositor, ya que estamos oyendo una rima hecha con eufemismos y que los guiones de series de televisión también son hechos por escritores, entonces podemos decir que los eufemismos nacen del habla y se concretan en la literatura.

Desde personajes, como lo es “Ñor Cornelio” en el cuento de El Clis de Sol de Magón. Personajes del cuento “¡Diles que no me maten!” de Juan Rulfo. O cuentos completos de Juan José Arreola… o del mismo García Márquez.  En mucha de la literatura latinoamericana podemos encontrar el uso de eufemismos. Maneras de describir cosas de manera que sean más aceptables.

Tal vez con el tiempo, se ha abierto un poco la cuestión literaria y hay un poco más de libertad de expresión,  sin embargo cuando un escritor se encuentra con leyes como la recién aprobada en la cámara de senadores de México sobre la prohibición de ciertas palabras, la imaginación y la necesidad de usarlas traerá como consecuencia el crear nuevas formas de eufemismo. 
 

Como decía en un principio, la palabra sonará rimbombante, aun así, creo que para el común de las personas, el uso es más cotidiano de lo que parece.~

miércoles, 24 de abril de 2013

Escrito por axlmar en , | 6:20 p. m. Sin comentarios



El tiempo de la creación literaria.

No es que hable de un libro mágico donde lo que escribes se convierte en realidad, sino que cuando escribes, lo que estás escribiendo comienza a formar parte de tu vida diaria. En lo personal no me ha sucedido cuando escribo un cuento, pero con la novela sí.

Empezamos a escribir hace varios meses, escribir una novela es un proceso largo, a diferencia de lo que muchos pueden pensar. Un mes después de que les dije a unas personas que estaba escribiendo una novela me preguntaron “¿ya la terminaste?”. No sabía que responder sin llegar a ser sarcástica o grosera. Muchas de las mejores novelas que han sido escritas han sido trabajos de toda una vida… Goethe por ejemplo, tardó algo así como cuarenta años escribiendo Fausto.  



Cuando alguien te hace una pregunta de ese tipo, muestra el poco conocimiento que tiene sobre la creación literaria, de hecho de la creación artística. Ya que tanto la pintura, como la música y la escultura, son cosas que no se hacen de la noche a la mañana. Ya me imagino lo que Miguel Ángel le habría respondido a quien sabía que estaba pintando la Capilla Sixtina “pero si hace dos meses me dijiste que habías empezado”.

Un trabajo artístico no tiene un tiempo definido, ya que es crear de nada, sensaciones, colores, imágenes, texturas…

En cuestión literaria, se está creando un mundo con personajes y una historia, si quieres hacerles justicia a tus personajes, tienes que tomarte el tiempo para crearles el mundo que encaje con ellos, y darles una historia que merecen. Y hay ocasiones en las que estás escribiendo y  las letras comienzan a surgir rápido con pasión y sentimientos, al momento en que parece sobrenatural ver el aumento de hojas y hojas escritas. Cuando eso pasa es genial, pero ese momento no dura para siempre ni es la solución rápida a escribir… porque entonces llega la primera revisión.




La revisión comienza con una lectura a conciencia de lo que se escribió, la mayoría de las veces ese proceso es interno, es decir lo hace el mismo autor, sin embargo allí no para la cosa, después de repasar una vez, se tiene que volver a hacer, para no caer en omisiones lo mejor es presentarlo a alguien más para que lo lea y ayude con ese proceso. En nuestro caso contamos con el taller de la SOGEM.

En un examen a profundidad del texto podemos encontrar desde faltas de ortografía, errores tipográficos, repeticiones, fallos en redacción, falta de coherencia, ausencia de condición humana, exceso de acontecimientos y la lista sigue… los puntos débiles de lo que estás escribiendo se vuelve una pesadilla. Hay que comenzar a corregir, y sabemos que una vez corregido, se tendrá que pasar por otra revisión, que esa revisión llevará a nuevas correcciones y se vuelve un círculo de nunca acabar. Borges decía que él publicaba para dejar de corregir. 

Sería estupendo escribir y decir… “quedó  a la primera” pero dudo mucho que exista algo publicado que no haya sido revisado. Y si algo fue revisado debió tener correcciones. 

De esta manera la novela, puede llevar meses, años… e incluso una vida entera. Escribir es más complicado de lo que parece. No es simplemente ponerte a teclear en una computadora o agarrar una pluma sobre el papel. Es un proceso complejo, difícil pero eso sí… muy gratificante. 

Para un escritor, tomar la decisión de crear una novela, es duro. Porque sabe que una vez que comience, tendrá que comprometerse, que trabajar por mucho tiempo en ella y que tal vez se convierta en una gran parte de su vida.~

Búsqueda

Comparte esta página

Delicious Digg Facebook Favorites More Stumbleupon Twitter