viernes, 31 de marzo de 2017

Escrito por axlmar en , , , | 12:05 p. m. Sin comentarios



En la escuela de escritores, lo primero que nos enseñan es que las palabras son nuestra herramienta, que con ellas podemos pintar los más hermosos retratos, describir los mejores lugares, argumentar de forma contundente una opinión, exponer las emociones más profundas  y narrar las acciones de un héroe o villano.

Las palabras para un escritor, son como los colores para un pintor, hacemos uso de ellas, a veces de forma indiscriminada y abusiva. Las empleamos para comunicar lo que queremos o para anunciar como nos sentimos. Sí, los maestros tenían razón.

No obstante, a medida que vas utilizando el lenguaje para escribir, te vas dando cuenta, de que las palabras que conoces no te alcanzan y comienzas a usar el diccionario de sinónimos para lograr expresarte de mejor manera.

La recomendación para ampliar el vocabulario, siempre será leer más. Y tal cual, la lectura es también parte de un escritor, es nuestro alimento. Cada lectura nos dejará más herramientas para trabajar, nos originará más sentimientos sobre los cuales hablar y nos hará entender mejor nuestra propia vida.

Leer a los contemporáneos no exige mucho esfuerzo, tal vez, porque ellos utilizan las mismas palabras que nosotros, y es por eso que la lectura de los clásicos se ha vuelto tan difícil.

En lo personal, leer a autores como son Carpentier o Borges, se vuelve un reto, pues tengo que realizar la actividad con un diccionario al lado… Ellos eran unos maestros de la lengua, conocían el idioma y lo paladeaban al plasmar sus historias en papel.

Eso me ha hecho pensar mucho, pues tenemos uno de los idiomas más vastos del mundo, pero el porcentaje que conocemos del mismo es mínimo. ¿Estará entonces destinado el idioma español a desaparecer? La RAE, elimina las palabras de su diccionario, una vez que entran en desuso, eso causa un problema para investigadores, ya que cuando se enfrentan a libros de español antiguo, para entenderlo, tienen que recurrir a diccionarios igual de antiguos que la obra que están investigando.

Sí, eso es un problema, y más cuando te das cuenta de que incluso alguien que se dedica a escribir, carece de un conocimiento intenso del lenguaje.

Por allí una vez escuché que conocer algo implica amar ese algo, creo que eso es la complicación principal, no amamos nuestra lengua, por eso no la conocemos. Y estamos destinando a que nuestro idioma se vuelva simple y pequeño.

De esto me nacen varias preguntas, ¿si queremos evitar la desaparición de nuestro lenguaje, tendremos que revivir esas palabras olvidadas?, ¿si las revivimos, las generaciones nuevas la apreciarán, o preferirán hacer de lado aquellos textos que las contengan?,  y ¿Cómo podría un escritor revivir palabras que no conoce?


Cuando estuvimos en la escuela nos dijeron que las palabras eran nuestras herramientas, pero olvidaron decir, que para usarlas, primero debemos amarlas… y que amarlas significa no olvidar aquellas que ya nadie usa. 

lunes, 20 de marzo de 2017

ENTRE EL DEMONIO Y EL PROFUNDO MAR AZUL


El libro del cual voy a hablarles en esta ocasión, Entre el demonio y el profundo mar azul, de April Genevieve Tocholke; llegó a mis manos por pura casualidad; de hecho no quería comprarlo, no tenía intenciones de gastar más de doscientos pesos en un libro que no pensaba leer ni nada por el estilo. La anécdota es la siguiente, resulta que la editorial V&R lanzó la promoción de comprar un mínimo de $1,000 pesos en cualquier libro de dicha editorial para ganar un boleto doble para conocer al autor de la saga de Maze Runner,  James Dasher, quien visitaría la ciudad con motivo de la Feria Internacional del Libro 2016 y el lanzamiento de su más reciente libro. Obviamente la idea de conocer al escritor de una de mis sagas favoritas era bastante tentador, y no quise dejar pasar la oportunidad. Fui a la librería Gandhi, quien junto con la editorial V&R estaban patrocinando el evento de la convivencia y firma de libros  de James Dasher. Mi plan era adquirir la saga completa de Maze Runner  para que su autor me la autografiara; pero como había mucha demanda de dichos libros por aquellos días, varios ya estaban agotados, así que tuve que comprar algún libro de dicha editorial para cumplir con la cuota de los $1,000 pesos de compra. Me molesta bastante el hecho de tener que comprar un libro así como así, sin tener un antecedente del autor, de la historia y en general de lo que ese libro me ofrece; sin embargo, ya estaba en esas de agarra cualquier libro da igual. ¿Qué me llamó la atención de esta novela?  Como ustedes saben, la mayoría de los libros que venden en las librerías están perfectamente empacados, y uno no puede abrirlos, hojearlos o leer algunas líneas para ver qué tal; es por ese motivo que siempre hago una investigación previa a comprar un libro, ya sea en internet, en algún blog, consultando con alguna amiga, etc, etc. Ahí estaba yo, frente a pilas y pilas de libros, de autores que yo desconocía, y que no sabía si eran buenos, malos o pésimos, y había que salir corriendo de sus novelas. El título llamó mi atención, me detuve y fijé la mirada en las letras blancas y azules, cuando lo leí por segunda vez me pregunté quién demonios decide ponerle a su novela semejante título. La ilustración de la portada tiene tonos grises que proporcionan ese tinte gótico al libro, un aire de misterio y romance. Luego fui directo a leer la contraportada:




“Una ciudad en la que nunca sucede nada interesante.
Una vieja mansión junto al mar
Una visita inesperada.
Un peligro oculto.
Y una joven atrapada
Entre el demonio y el profundo mar azul…”

          



      Déjenme decirles que la información de la contraportada no me aportaba gran cosa, una joven, un hombre misterioso, seguramente un romance entre ellos, un lugar común, tonos grisáceos para darme el ambiente gótico y detalles en azul turquesa para que no olvidará el mar en cuestión.

“Con una prosa poética y adictiva, April Genevieve Tucholke combina el terror gótico con un romance retorcido, dejando a los lectores rogando por más…”


            Pues aunque no estaba muy convencida, me traje el libro a casa, lo desempaqué y lo acomodé en mi biblioteca, junto con otros libros que recién había comprado y que pensaba leer el siguiente año. Y el tiempo de leer dicho libro llegó, así que aquí tienen mi reseña.


SOBRE EL LIBRO: ENTRE EL DEMONIO Y EL PROFUNDO MAR AZUL




            Esta novela fue publicada el primero de septiembre del 2016, y cuenta con una segunda parte Between the spark and the burn. La historia comienza cuando River (el protagonista) llega a alquilar la casa de huéspedes, la cual se encuentra cerca de la gran mansión en la que viven Violet (la joven que se enamora del protagonista) y Luke (el hermano mellizo). Desde  la llegada de River se percibe algo extraño, cosas que no concuerdan. En el pueblo desaparece una niña, y las personas del lugar se reúnen en el cementerio, porque algunos jóvenes aseguran haber visto que el Demonio se la llevaba. Tenemos elementos paranormales y de terror clásico, donde se juega con el demonio, el mal y la muerte. Nuestra protagonista, Violet, tiene un pasado perturbador, que conforme trascurre la historia vamos conociendo, dándole causa a los hechos y lógica a las acciones que toma. Se nos plantean tres interrogantes: ¿Quién en el culpable de los extraños acontecimientos? ¿River tiene algo que ver? ¿Quién es River realmente? La narrativa de la autora es sencilla, nada de palabras rebuscadas o frases muy elaboradas, está claro que la novela está dirigida a lectores jóvenes, pues se avanza rápido en la lectura de sus 345 páginas.  
       


        Creo que el veredicto final lo deben dar ustedes luego de leer el libro, según sus propios gustos y lo que esperan obtener de una historia. En lo personal, la lectura me pareció amena, ágil y me mantuvo en suspenso; y si quieren más, ya saben que tiene segunda parte. 

sábado, 18 de marzo de 2017

Escrito por Nicte Yuen en , , | 6:59 p. m. Sin comentarios
LA REINA DEL CRIMEN



Agatha Christie es mi escritora preferida después de Anne Rice, sus novelas detectivescas han formado parte de mi vida desde la adolescencia, acompañándome en innumerables atardeceres, días lluviosos y noches sin luna. Su famoso personaje, el detective Hércules Poirot, es tan entrañable como el mismísimo Sherlock Holmes, desentrañando siempre aquellos misterios no resueltos; aportando a la historia una buena dosis de inteligencia, intriga e ironía, formula que ha vuelto universalmente famosas las novelas de la autora. Así que en esta ocasión conocerán todo sobre nuestra querida e infalible Agatha Christie.


SOBRE LA AUTORA:


            Agatha Mary Clarissa Miller, mejor conocida como Agatha Christie, nació un 15 de septiembre de 1890 en Torquay, Reino Unido. Fue una reconocida escritora y dramaturga británica, especializada en el género policial, por cuyo trabajo obtuvo fama a nivel internacional. A lo largo de su vida escribió 66 novelas policiales, 6 novelas románticas, 14 historias cortas, 2 autobiografías, 2 libros de poesía, un libro infantil y una obra de teatro La ratonera. Se le conoce como La Reina del Crimen, gracias a su contribución al género policial. El libro de los récords Guinness la calificó como la escritora más vendida de todos los tiempos,  con más de cuatro millones de ejemplares vendidos. También es la autora más traducida con 103 idiomas a la fecha. Su libro Diez negritos, es su novela más éxitoso con más de 100 millones de ejemplares vendidos hasta la actualidad. La mayoría de sus libros han sido adaptados al cine, la televisión y el teatro, algunos de ellos en más de una ocasión como son: Asesinato en el Orient Express y Muerte en el Nilo. Los escritores preferidos  de Agatha fueron: Walter Scott, John Milton, Alejandro Dumas, Jane Austen y Arthur Conan Doyle.


SOBRE SU VIDA:

           Agatha nació en el seno de una familia de clase media alta, en Torquay, Devon, sus padres fueron Clara Boehmer y Frederick Alvah Miller; tuvo dos hermanos, Margaret Frary y Louis Montant. Agatha recibió su educación en casa, siendo sus padres quienes le enseñaron a leer, escribir y resolver operaciones aritméticas básicas, además aprendió a tocar el piano y la mandolina. Se convirtió en una lectora voraz a temprana edad, leyendo toda clase de libros. Su padre murió cuando ella tenía once años, marcando así el fin de su infancia; pues dejó a la familia con problemas económicos. Años más tarde viajó a París para recibir educación formal, pero regresó pronto a casa para cuidar de su madre que se encontraba enferma. La escritura en aquellos primeros años era más un pasatiempo que un trabajo formal para Agatha.  

Se casó en 1914 con Archibald Christie, un aviador de la Royal Flying Corps, quien participó en la Primera Guerra Mundial combatiendo a las fuerzas alemanas. Agatha ayudó durante la Guerra sirviendo como enfermera para la Cruz Roja. Finalizada la guerra regresaran a Londres. En 1926  Agatha y Archie se divorciaron, pues él se había enamorado de otra mujer. Tras este acontecimiento en su vida, ella desaparece por once días, en los cuales nada se supo de su paradero. Agatha explicó no recordar nada de lo sucedido en este periodo de tiempo, y  tuvo que tomar tratamiento psicológico.  La autora sufrió de depresión durante mucho tiempo. Tras el divorcio, Agatha y su hija Rosalind se mudaron a vivir a las islas canarias, donde retomó su carrera como  escritora. En 1930 se casó por segunda vez con el arqueólogo Max Mallowan,  este matrimonio duró hasta la muerte de la escritora en 1976.


SOBRE SUS PERSONAJES:


           El primer libro de Agatha fue El misterioso caso de Styles, publicado en 1920, novela que introdujo a su más famoso personaje el detective Hércules Poirot, quien protagonizó 33 de sus 66 novelas policiales, además de innumerables historias cortas, también pertenecientes al género policial.  Su otro personaje más reconocido se trata de Miss Marple, basado en la abuela de Agatha, el cual fue introducido en el cuento El club de los martes, publicado en 1927. Hércules Poirot y Miss Marple nunca se reunieron en una novela para resolver algún caso.   Otro personaje recurrente en sus libros  es el Coronel Race, un agente del servicio secreto, quien aparece en cinco novelas.



sábado, 11 de marzo de 2017

Escrito por Nicte Yuen en , , , | 7:21 p. m. Sin comentarios




Los animales, a lo largo de la historia de la literatura, han protagonizado maravillosos cuentos, novelas, poemas, leyendas y por supuesto, fábulas; las cuales han llenado nuestros corazones de historias inolvidables, que han perdurado a través de años y años en la memoria de los hombres. Seguramente, cada uno de ustedes recuerda alguna de estas historias por diferentes motivos, ya sea el carisma de los propios protagonistas, el villano, los diálogos, el final o alguna frase que nos impacto. En esta ocasión les hablaré de algunos cuentos protagonizados por animales, que ustedes no pueden dejar de leer.


CUENTOS DE LA SELVA: HORACIO QUIROGA (1918)



            Libro de cuentos protagonizados por animales y cuyo escenario es la selva, escrito por el uruguayo Horacio Quiroga. Este escritor decidió dejar la comodidad urbana, para irse a vivir a la selva misionera de Argentina, lugar que sirvió de inspiración para sus mejores historias. Leerlo es recorrer inhóspitos senderos, donde la fauna nos muestra su variada forma de ser, dejándonos sentir aquel palpitante mundo selvático.








BESTIARIO: JUAN JOSÉ ARREOLA (1972)

            Una joya de la literatura mexicana, escrito por Juan José Arreola, autor nacido en Zapotlán el Grande, Jalisco. En las páginas de este libro podemos ver una mezcla entre ensayo breve y poema en prosa, lleno de ingenio y elocuencia, por parte de un narrador impecable. En este libro no se encontrarán precisamente con cuentos de animales, donde nos cuenten una historia con inicio, desarrollo y cierre; sino con una serie de viñetas donde nos presentan a diferentes animales usando un lenguaje poético para describirles.

EL RINOCERONTE
El gran rinoceronte se detiene. Alza la cabeza. Recula un poco.
Gira en redondo y dispara su pieza de artillería.
Embiste como ariete, con un solo cuerno de toro blindado,
Embravecido y cegato, en arranque total de filósofo…
Juan José Arreola
Bestiario



MANUAL DE ZOOLOGIA FANTÁSTICA  O EL LIBRO DE LOS SERES IMAGINARIOS: JORGE LUIS BORGES (1957)

            Este libro es una recopilación de seres extraños que a lo largo de la historia han surgido de la imaginación del hombre. Algunas de estas extrañas criaturas proviene de distintas mitologías, doctrinas e incluso de famosas novelas de escritores como Lewis Carroll, Kafka o H. G. Wells.







LOS MÚSICOS DE BREMEN: HERMANOS GRIMM

            

El cuento, escrito por los hermanos Grimm, trata sobre cuatro animales: un burro, un perro, un gato y un gallo, que viven en el poblado de Dibbsersen, en la Baja Sajonia, Alemania; y cuyos dueños han decido sacrificarlos pues consideran que en su vejez solo son una carga, al ya no servir para trabajos domésticos.  Los animales deciden huir de sus respectivos dueños, en el camino se conocen y juntos viajan a la ciudad de Bremen, lugar con fama por su simpatía hacia los extranjeros y exiliados. Y como no pretendo arruinarles el final, será mejor que corran a leerlo y descubran qué sucedió con estos condenados a muerte.






El PATITO FEO: HANS CHRISTIAN ANDERSEN


            Este escritor danés, famoso por sus cuentos para niños, tales como: La sirenita, La reina de las nieves, entre muchos otros; vivió sus primeros años de vida en una pobreza extrema, teniendo que vivir en muchas ocasiones debajo de los puentes. Su gran imaginación fue alentada por sus padres, quienes hicieron grandes sacrificios para que el niño fuera a la escuela; hasta la muerte de su padre, momento en que tuvo que abandonar los estudios para trabajar. Uno de sus cuentos más famosos es justamente El patito feo, una de las pocas historias que tiene un final feliz y esperanzador. Otros cuentos protagonizados por animales, escritos por Andersen son: El escarabajo, El sapo y Escenas de corral.


Era una delicia la vida de campo en verano. Los trigales estaban dorados, en contraste con la verde avena, y en los tiernos prados se veían las hacinas de forraje recién segado, sobre las que volaban cigüeñas de patas rojas…”
El patito feo
Andersen



Búsqueda

Comparte esta página

Delicious Digg Facebook Favorites More Stumbleupon Twitter