martes, 28 de agosto de 2018

Escrito por Nicte Yuen en , , , | 7:04 p. m. Sin comentarios


       Los animales marinos no suelen ser especialmente habituales dentro de la literatura, y pocas veces son los protagonistas; sin embargo han aparecido en grandes clásicos a lo largo de la historia de la literatura, por ejemplo: Moby Dick 1851, Veinte mil leguas de viaje submarino 1867 o El viejo y el mar 1952; infiltrándose en las pesadillas de muchos a través de las generaciones.

      En esta ocasión tenemos un versus entre dos monstruos blancos del mundo de las letras, en una esquina Tiburón (1974) de Peter Benchley y en la otra Moby Dick (1851) de Herman Melville. Si ustedes ya leyeron estos libros a quién prefieren, al tiburón o al cachalote; y si no han leído estas novelas, no pierdan más tiempo y no se queden solamente con la versión cinematográfica.





TIBURÓN: Novela escrita por Peter Benchley y publicada en 1974, cuyo título original en inglés es Jaws; nos cuenta la historia de los ataques de un enorme tiburón blanco a los bañistas de una pequeña y turística localidad costera y los intentos de tres hombres por darle caza. La historia de la historia es que la editorial Doubledar le encargó escribir la novela a Benchley, la cual fue leída antes de su publicación  por los productores de cine Richard Zanuck y David Brown. A ambos les encantó la historia y compraron de inmediato los derechos cinematográficos, lo que ayudó a las ventas de la novela fueran un éxito desde su publicación y que además permaneciera en la lista de los libros más vendidos durante 44 semanas. Su adaptación al cine fue dirigida por Steven Spielberg y es estrenó en junio de 1975. La película omitió algunas de las subtramas presentes en la novela, y centro toda la atención en el tiburón asesino. Sobre decir que la película obtuvo un éxito de crítica y fue la más taquillera de la historia hasta ese momento, considerándose un antes y un después en la historia del cine como prototipo de los superéxitos veraniegos.



Se congregan en torno al cadáver sujeto de tales enjambres de tiburones que si se le dejara así, digamos, durante seis horas seguidas, por la mañana no se encontraría más que el esqueleto de la ballena…
Moby Dick
Herman Melville



MOBY DICK: Novela del escritor Herman Melville publicada en 1851, la cual narra la travesía del barco ballenero Pequod, comandado por el capitán Ahab, junto a Ishmael y el arponero Queequeg en la obsesiva y autodestructiva persecución de un gran cachalote blanco. Dentro de la historia se pueden encontrar extensas descripciones de la caza de las ballenas en el siglo XIX y una multitud de detalles sobre la vida marinera de aquella época. Quizá fue uno de los motivos que la novela no tuviera ningún éxito comercial en su primera publicación, aunque sirvió para situar a su autor entre los mejores escritores estadounidenses. De hecho se considera a la novela como una obra de profundo simbolismo, al compartir características con la alegoría y la épica; y al incluir referencias a temas tan diversos como la biología, el idealismo, la política, el pragmatismo, el racismo, la religión entre otros. Sumado  a lo anterior, los tripulantes del Pequod tienen orígenes variados al proceder de países como Chile, Colombia, China, Dinamarca, España, Francia, Holanda, India e Inglaterra, sugiriéndonos que representan a la humanidad. Y para terminar con el asunto del simbolismo, tenemos las alusiones bíblicas de los nombres de los personajes o el significado del cachalote blanco.

martes, 14 de agosto de 2018



Hiromi Kawakami apareció en mi vida lectora un viernes del mes de julio, era ya muy noche, llovía a cántaros y se colaba por las ventanas un viento helado; estábamos reunidos charlando sobre libros algunos de los miembros del club de lectura,  hablábamos sobre cuál sería la siguiente novela a leer para el mes de agosto, mientras terminábamos de comer el último trozo de pastel. El cielo es azul, la tierra blanca, de Kawakami fue el título propuesto. Yo había leído algunos buenos comentarios en redes sociales sobre este libro, y estaba muy entusiasmada con la oportunidad de leer dicha novela. Me intrigaba mucho qué tan buena resultaría, especialmente al ser un fenómeno en ventas allá en Japón, país de donde es nativa la escritora. Los betsellers pueden ser una moneda al aire, uno nunca sabe que te tocará, si una buena historia con personajes entrañables, o basura literaria producto de la mercadotecnia. Normalmente suelo leer el libro a discutir en el club un par de días antes de la reunión, pero como en esta ocasión ya tenía el libro en mi poder comencé a leerlo casi de inmediato. En resumen, quedé tan fascinada con la autora y la narrativa que emplea, que me di a la tarea de buscar en las librerías algún otro libro de Kawakami.

LOS AMORES DE NISHINO

Novela publicada en español en el 2017 por la editorial Alfaguara, con un total de 200 páginas y un costo de 230 pesos, la cual nos habla sobre Nishino, un hombre seductor, conmovedor, imprudente y salvaje del que muchas mujeres se han enamorado. Lo interesante de esta novela en particular es que el lector va descubriendo quién es Nishino a través de la mirada de sus amantes. El libro está dividido en diez capítulos cortos, cada uno de ellos tienen como protagonista a una de esas mujeres que en algún momento de sus vidas amaron a Nishino.


¿Qué demonios será el amor? Estaba enamorada de Nishino, un hombre que me sacaba doce años. Se había acostado conmigo en múltiples ocasiones. La primera vez que me rodeó el hombro, guardé silencio…
Los amores de Nishino


SINOPSIS: Todas han amado a Nishino. Todas han sucumbido, aunque sólo sea durante una hora, a ese hombre seductor, imprudente y salvaje como un gato, que se inmiscuía de manera natural en la vida de las mujeres a las que deseaba conquistar. Pero ¿quién era Nishino? Ellas, que guardan en la memoria el vivo recuerdo de su cálido aliento, de sus silencios indescifrables y sus gestos de indiferencia, toman la palabra para recrear la figura llena de encanto de un hombre conmovedor e inalcanzable. Y, a través de este relato, también revelan quiénes son ellas mismas. Sus testimonios son variaciones llenas de humor, sensualidad, inteligencia y melancolía sobre ese extraño sentimiento llamado amor.



OPINIÓN: Como primer punto debo dejar en claro que no me gusta leer historias de amor, particularmente esas que son cursis, rosas, un tanto torpes y totalmente alejadas de la realidad y las relaciones amorosas actuales. Mis géneros preferidos son la fantasía, la ciencia ficción y el terror; me gusta que la historia sea dinámica y sangrienta en la medida de las posibilidades; así que es muy raro que yo ande por la vida leyendo libros sobre relaciones amorosas. Sin embargo, Hiromi Kawakami ha logrado con su particular manera de contar historias, que una servidora esté interesada en leer este tipo de novelas. Y es que cada frase, cada párrafo, cada capítulo resulta una delicia.  Además se agradece que los personajes tengan personalidad propia, que no se parezcan a ningún otro que uno haya leído antes; esto hace que uno como lector empatice con ellos, que te identifiques y los sientas más cerca de tu corazón. Los amores de Nishino  es una novela que no deben dejar pasar, altamente recomendable.

jueves, 9 de agosto de 2018

Escrito por Nicte Yuen en , , , | 6:55 p. m. Sin comentarios


Mi  acercamiento al libro infantil Historias de Winny de Puh de A. A. Milne se dio ya en la adultez, estaba tomando un curso sobre literatura infantil y leer el libro era una de las consignas, para posteriormente analizarlo. Debo confesar que estaba renuente  a su lectura, yo siempre he preferido leer un buen libro sobre vampiros, momias o algún otro monstruo; y pasar de ríos de sangre a tarros de miel no me entusiasmaba. Pero como siempre ha sido demasiado responsable, me resigné, compré el libro y me lo zampé de un bocado. En otras palabras, me fascinó.

Estas primeras líneas son para tranquilizar a los adultos que se sorprendan disfrutando inadvertidamente con la lectura de este clásico de la literatura infantil. No ocurre nada raro. No es que hayan perdido su trabajosamente adquirida adultez…
Presentación de Winny de Puh para adultos

            Cuando cerré el libro no podía creer lo bien que lo había pasado, había reído bastante, había anotado un buen número de “frases favoritas” en la libreta donde suelo registrar datos importantes sobre las novelas que estoy leyendo; y me había encariñado con cada uno de los personajes. No podía creerlo: ¡Winnie Pooh me encantaba!

Los que pueden tener dificultades para apreciar, los méritos de este libro, son los chavales de catorce, a esa edad quieren cosas serias y no las ocurrencias de un oso de peluche, y las personas mayores que no leen tonterías, sino libros Que-Merecen-La-Pena (postura tan inteligente como la Trampa Astuta para cazar  pelifantes que dice Winny)  
Presentación de Winny de Puh para adultos

            Después de ese primer encuentro con Winnie Pooh, de esa primera lectura y de ese primer choque de intereses; he vuelto a deleitarme con las aventuras de este oso de peluche amante de la miel al menos en un par de ocasiones más; y no conforme con eso, siempre que tengo oportunidad no dudo en recomendarlo; de hecho, si mis gatos leyeran también a ellos les diría que leyeran a Winnie Pooh, lamentablemente, son demasiado flojos para hacerlo.



            Para todos que aquellos que aún no sepan quién es Winnie Pooh (también llamado Winny de Puh en los libros originales al ser traducidos al español) es un personaje ficticio, un oso antropomorfo que es el protagonista de varios libros creados por Alan Alexander Milne, y posteriormente de varias adaptaciones por parte de The Walt Disney Company. Vive en el Bosque de los Cien Acres, en una casa construida dentro de un árbol que tiene un letrero con caracteres dorados sobre su puerta en el que dice “Mr. Sanderz”; junto con sus amigos Piglet, Tigger, Conejo, Igor y Christopher Robin, con quienes vive diversas aventuras.

            Si hablamos del origen de este clásico personaje de la literatura infantil, debemos remontarnos al 24 de agosto de 1914, a un tren que transportaba tropas con destino a Inglaterra desde Cánada, dicho tren se detuvo en el pequeño pueblo de White River, el teniente veterinario Colebourn encontró allí a un trampero con una cría de oso negro. El cazador había matado a su madre y Colebourn le compró la osezna por veinte dólares. La llamó Winnie, la cachorra se convirtió en la mascota de la brigada 34 a la que pertenecía el militar.  A su paso por Inglaterra, Colebourn prefirió dejar a Winnie en el Zoo de Londres, para que cuidaran de ella mientras continuaba camino al frente de la brigada. La osa se convirtió en la favorita del público.  Un niño, llamado Christopher Robin Milne, acompañó a unos vecinos cuando tenía cinco años al zoológico y allí conoció a Winnie, de la que se hizo amigo hasta el  punto que los cuidadores lo dejaban pasar dentro del recinto para jugar con ella. Como dato curioso, a la osa le gustaba la miel y trepar a los árboles. Aquella primera visita inspiró a su padre, el escritor Milne, a escribir un poema.

Eduardo Oso, conocido por sus amigos  como Winny de Puh, o sencillamente Puh, iba un día andando por el Bosque de los Cien Acres  y canturreando para sí. Había inventado una melodía ese misma mañana, mientras hacia su gimnasia frente al espejo: tra-la-la-la, tra-la-la-la, cuando se estiraba hacia arriba lo más posible…
Capitulo II En el cual Puh va de visita y se encuentra en un aprieto.
A.A. Milne


A. A. Milne escribió dos libros de aventuras del osito y sus amigos: Winnie Pooh 1926 y The House at Pooh Corner 1928, inspirándose en su propio  hijo y sus peluches, convertidos actualmente en piezas de museo. Por lo que respecta a las ilustraciones de los libros, estas corrieron a cargo de E.H. Shepard. Tanto Winnie the Pooh, como Piglet, Tigger, Eeyore, Kanga y Roo eran juguetes reales de su hijo, mientras que Conejo y Búho fueron inventados por el mismo autor inspirándose en los animales del bosque donde vivían.

viernes, 3 de agosto de 2018



Inanna



Para este mes, el reto era leer un libro que te hubiera llamado la atención por la portada, tengo en mi haber un montón de ese tipo de libros, que vas por allí y ves colores, una imagen atractiva y tomas el libro, no siempre te vas a encontrar con una buena sorpresa, puede ser que te lleves un chasco.

El libro de Inanna, llegó a mis manos porque estoy leyendo sobre mitologías, de este tema ya tenía un libro pero que se veía demasiado serio, cuando Nicte me lo prestó, mis ojos se agrandaron, las imágenes son preciosas y realmente quise leerlo de inmediato.

¿De qué trata?

La historia de Inanna, pertenece a las mitologías antiguas, de hecho, a las más antiguas de la que la civilización tiene memoria. Forma parte de la cultura sumeria, aquella que se ubica en Mesopotamia.

Inanna, camina por la tierra primigenia, y comienza sus aventuras cuando se da cuenta de que es una mujer, después de eso tiene un encuentro desagradable con Lilith, donde Gilgamesh, el héroe épico de la leyenda sumeria le ayuda.

En una noche de copas, Enki, le regala dones, virtudes y obsequios, cuando Enki se da cuenta de lo que hizo, quiere recuperarlos, pero Inanna logra escapar, a los días Enki, va y se disculpa con ella, le augura que será una mujer muy poderosa.

Inanna entonces desea casarse, y mantiene interés por un pastor y un agricultor, al final Dumuzi, el pastor gana el corazón de Inanna, después de un breve romance con él, decide abandonarlo e ir a buscar algo más, por lo que baja al inframundo, donde es retenida por Ereshkigal, el dios del inframundo.

El dios, le dice que podrá subir de nueva cuenta a la Tierra, pero que alguien debe tomar su lugar, todos están haciendo luto por Inanna, a excepción de Dumuzi, triste y enojada, le pide a Ereshkigal que se lo llevé. Aunque esta decisión hará que la ira exploté en ella, y se convierta en la diosa más poderosa.



Opinión.

Es muy interesante la historia de Inanna, las feministas piensan que han descubierto el hilo negro, pero Inanna que fue escrita hace cerca de cinco mil años, es la representación de la mujer empoderada, fuerte, que ama su cuerpo y que, a pesar de su poder, aún es capaz de enamorarse de un hombre común.

Muestra a una diosa que es todo, con lo que extiende la palabra, es amor, es odio, es calma, es furia, es poder y es vulnerable, es una representación maravillosa de lo que es ser una mujer.

En lugar de dar a las niñas, esas historias sobre princesas, deberían dar este tipo de historias, donde una mujer es la protagonista, una mujer tiene aventuras, una mujer se enamora, una mujer estalla en ira, en que una mujer muestra compasión y muestra su verdadero poder. No les demos más historias de damiselas en peligro que necesitan ser rescatadas, enseñemos lo que los antiguos enseñaban a sus hijas, que una mujer puede ser una diosa.


Búsqueda

Comparte esta página

Delicious Digg Facebook Favorites More Stumbleupon Twitter