lunes, 24 de marzo de 2014




Visionario y adelantado a su época.



Uno de los autores con los que crecí fue Julio Verne, mi padre desde antes de que mis hermanos o yo naciéramos se encargó de reunir una colección de novelas ilustradas para nosotros, entre estas aparecían todas las novelas de este afamado escritor.

Entre mis novelas favoritas siempre estaban las de Lois May Alcott , Charles Dickens y Mark Twain… no encontraba las de Julio Verne tan románticas, sin embargo al pasar los años, las novelas de Julio Verne se me fueron haciendo más interesantes, una de mis favoritas que de hecho es bastante romántica pero yo no lo había visto así fue la novela “por un billete de lotería”, es una historia bastante dramática donde una pareja se separa porque el chico va a viajar en un barco para conseguir dinero para poder casarse, antes de embarcar compra un billete de lotería pero durante el trayecto el barco está a punto de naufragar así que el chico escribe una carta para su novia en el reverso del billete y la avienta en una botella al mar, obviamente no sé porque en su momento no le vi lo romántico, otra más es la del “Rayo Verde”, Helena es una chica que es huérfana y vive con sus adinerados tíos, quienes la quieren casar con un científico bastante mediocre en lo que se refiere el trato social, sin embargo ella quiere cumplir un sueño antes de casarse, porque hay una leyenda escocesa que habla sobre el rayo verde, que cuenta sobre que en los días de verano el último rayo del sol antes de oscurecer es de color verde, que aquellos que lo han logrado ver no se equivocan en los aspectos del amor, entonces se embarca para ir a ver el dichoso rayo, capricho en el que los tíos consienten y acompañan para que cumpla…  en fin ambas novelas sumamente románticas y son de esas cosas que vuelven la obra de este autor más interesante.

Sin embargo Julio Verne no se caracteriza ni es recordado por escribir historias románticas, por lo contrario, sus historias son de aventuras de ciencia ficción, donde los personajes son excéntricos, científicos y pragmáticos. Muchos lo llaman el padre de la ciencia ficción, porque antes de su época, habló sobre vuelos espaciales, de la televisión, del internet y de submarinos. Sus historias más recordadas serían “Viaje al centro de la Tierra”, “De la Tierra a la Luna” y “Veinte mil leguas de viaje submarino”.



¿Qué es lo más extraño sobre este escritor? Qué aunque habla sobre viajes y excursiones por todo el mundo, Verne apenas viajo de Francia a Escocia, Noruega e Islandia… sin embargo escribe con demasiado detalle sobre cada parte de la que habla, basta leer “Los hijos del Capitán Grant”, “Dos años de vacaciones”, “La vuelta al mundo en 80 días”, entre otras más.

Fue un escritor prolífico y antes de la época del cine o de la televisión, definitivamente leer sus obras debió ser la mejor manera de viajar sin necesidad de embarcarse, de conocer esos parajes prohibitivos por el dinero que costaría emprender el viaje hasta esos lugares, o bien por lo peligroso de los mismos.

El día de hoy es su aniversario luctuoso, pero aunque ya estamos cumpliendo 109 años sin este escritor, su obra sigue viva, y aún en el presente sus ideas visionarias siguen causando interés y abriendo interrogantes, sobre este escritor que parecía veía el futuro en alguna bola de cristal.
Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Búsqueda

Comparte esta página

Delicious Digg Facebook Favorites More Stumbleupon Twitter