lunes, 25 de agosto de 2014




¿Cuál es la diferencia?



Una de las primeras observaciones que me hicieron en la SOGEM, fue que la literatura no era para moralizar, que la literatura no era buena o mala, que sólo había libros bien escritos o mal escritos. Obviamente la maestra se refería a la literatura a aquella que está hecha para entretener, pero otra cosa es cuando se habla de libros para educar.

Los libros para educar, es decir la mayoría de los libros de texto, están escritos con el afán de dar instrucción por lo que aquí lo de moralizar se supone viene implícito.

Recuerdo aquellos libros que tuve de niña, mi mamá que ella al ser maestra tenía libros desde que había iniciado a dar clases, y se quejaba en aquellos entonces, de que los libros ya no eran tan buenos, que la calidad de lecturas era baja y mucho menos interesante, puedo decirles que eso era cierto, mi madre tenía esos libros en casa, aquellos libros viejos que tenían fragmentos de cuentos de Horacio de Quiroga, del Quijote o Leyendas y Mitos de todas partes del mundo, esos pedazos de la literatura, evidentemente eran escogidos para dar una formación a los niños, para además de inculcar la lectura, educar a las mentes jóvenes que en un futuro se convertirían en los padres de familia y gobernantes del país.

En mi caso, además de las lecturas que ya habían bajado de nivel, pues pude leer esos que tenían mejor calidad literaria, pero eso gracias a mi madre quien había guardado esos libros viejos.

En mi casa siempre hubo hábito por la lectura, pero mientras crecíamos, tanto mi madre como mi padre tuvieron mucho cuidado de qué tipo de libros llegaban a nuestras manos, los que nos llegaron fueron inicialmente libros de cuentos y después las novelas clásicas, todas aquellas que antes mi padre había leído.

Hace unos años, un jefe en uno de los trabajos que estuve me preguntó ¿qué si yo había leído la saga del Crespúsculo?, en aquel entonces era el súper boom, de esta saga, y las muchachitas corrían a leerlo, la pregunta de mi jefe era que estaba preocupado porque su hija de 12 años lo estaba leyendo. A lo que yo respondí, bueno yo no se lo dejaría leer a una niña de 12 años, los primeros dos libros no tienen nada de reprochable, incluso pueden entrar en la categoría de Lois May Alcott en lo referente de lo moralista que suena Stephenie Meyer, pero en el tercer libro tiene tal vez la única escena de terror, la creación de ejércitos de neófitos o vampiros recién creados… una imagen que en lo personal se me hizo muy crudo para un libro tan rosita. Y el cuarto libro, ni hablar, hay demasiadas cuestiones morales que se tocan, una luna de miel explícita, un embarazo no deseado, una propuesta indecorosa, la historia de una violación, la historia de los niños eternos… en fin, suena  a que la autora en el cuarto libro quiso realmente tocar temas más escabrosos, y hacer un poco de literatura, pero esta mujer, había escrito tres libros prácticamente para adolescentes para luego saltarse a tocar temas adultos. 

Pero bueno, eso caía en cuestión del padre “preocupado”, que ni siquiera se había dado a la tarea de leer los libros para poder dilucidar si eran apropiados o no para su hija. Seguramente si me hubiera tocado estar en esa época mi padre los habría mandado a la hoguera.

Vuelvo a repetir en cuestión de literatura, no se puede esperar a que los libros moralicen, esto es trabajo de los padres, el elegir qué tipo de libros pueden o no leer sus hijos, pero cuando se habla de lecturas en un libro de texto, se espera, al menos eso yo esperaría, que el gobierno (quienes son los que mandan a hacer esos libros), tuviera ese cuidado, de escoger fragmentos y lecturas apropiadas para niños. Se esperan textos que ayuden a formar y educar. 

Sin embargo cual va siendo mi sorpresa, al ver el libro de lectura de primer año… ni siquiera tienes que ponerte a leer todas las páginas que por cierto son muy pocas; no pasan de las 100 páginas, es prácticamente un folleto. En las primeras hojas encontramos un apartado de refranes, con el siguiente:



Cuando lo vi, no podía creerlo, ¿cómo era posible que en un libro que recibirán niños de 5 y 6 años, tuviera semejante mensaje? 

Recuerden, es el primer año de escuela de esos niños, niños que son como esponjas, que todo lo que adquieran en esos primeros años, les quedará para el resto de sus vidas. ¿Cómo alguien permitió que ese tipo de “refranes” llegaran a un libro de texto? ¿Se les acabaron aquellos que ayudan a educar? Y luego se preguntan porque la sociedad está como está.

Si hace unos años me preguntaba un padre de un libro para su hija adolescente, de un libro que no era de texto, es decir, ¿cuántos padres revisan los libros que leen sus hijos en la escuela? La verdad es que me atrevo a decir que conozco más de uno que ni siquiera saben si sus hijos van bien o mal, porque “trabajan” tanto que apenas tienen tiempo para nada más. Y puedo decir que como esos padres sobran, padres que creen que llevar alimento a sus casas es más que suficiente, que no se toman el cuidado de modificar conductas o mucho menos de revisar lo que supuestamente el gobierno hace. 

Dejando de lado la calidad literaria, que realmente en el libro es nula, todavía viene a darles a los niños este tipo de "refranes", que vendrán a trasgiversar la buena eduación que algunos padres dan a sus hijos y por otro lado a reforzar a los que en casa no reciben educación. 

¿Qué va a pasar con esta generación? ¿Con estos niños a los que les llega este tipo de mensajes? ¿Qué les dirán más adelante a sus propios padres cuando quieran llamarles la atención o darles un consejo?

Sí, repito, mi maestra en SOGEM, se refería a la literatura para entretener, en este caso, no es así, es una literatura para educar, por lo que debería ser moralista. Supongo que para los padres cuidadosos tendrán que tomar en cuenta eso, ¿pero qué pasará con aquellos que no tienen padres preocupados? En fin, ojalá se tomarán acciones para prevenir que este tipo de textos aparezcan en los libros escolares. 

Para lo que quieran leer el libro aquí lo pueden encontrar en línea click aquí
Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Búsqueda

Comparte esta página

Delicious Digg Facebook Favorites More Stumbleupon Twitter