miércoles, 3 de junio de 2015

Escrito por axlmar en , , | 2:55 a. m. 1 Comentario




Muchas veces cuando estoy con mis alumnos, me preguntan sobre cómo escribir largo, cómo llegar a la longitud de una novela, los veo inquietos, con esa avidez de escribir el próximo Quijote, sin embargo,  creo que no es necesario escribir tan largo para dar una historia grande.

A continuación les pondré una lista de libros cortos que a mi punto de vista son muy grandes. No les pondré que se trata cada uno de ellos, porque la idea no es escribir sinopsis de los libros sino simplemente darles a conocer aquellas historias que están escritas en pocas páginas.

El principito.

Este libro es corto, ¡vaya si lo es!, te lo puedes leer en una tarde, sin embargo, la profundidad que maneja Saint-Exupéry, es enorme, las frases que maneja son exactas, económicas podríamos decir, pero dicen tanto, que te hacen pensar mucho, podrás leerlo en una tarde, pero tardarás días en digerirlo.

El extranjero.

Admito que este libro supera las cien páginas, pero no por nada se ha convertido en un clásico, Camus, nos ofrece una historia con un personaje harto interesante que se sale de los cánones del típico protagonista, que te hará pensar sobre la existencia.

La metamorfosis.

Kafka es uno de los obligados, es un libro bastante corto, para relatar una de las peores pesadillas que alguien podría tener, sin embargo nos da tanto en esas pocas páginas que se ha convertido en uno de los libros más estudiado en el mundo.

El extraño caso del Dr. Jeckyll y Mr. Hyde.

Otro libro que te puedes leer en una tarde, un libro intenso, que te hace ver la dualidad del ser humano,  Stevenson con su ahorro de palabras te da mucho de que pensar, una muestra más de no se necesita una larga historia para darte profundidad.

Cuento de Navidad.

Debe ser la historia más llevada al cine, la he visto en innumerables caricaturas, además de las muchas adaptaciones en películas que hay de la misma, es una historia corta y más si tomamos en cuenta que Dickens solía escribir largo y tendido, volvemos a la dualidad del hombre, la bondad y la maldad en las personas .

Las ciudades invisibles.

Calvino, nos relata en esta novela, una serie de ciudades que Marco Polo va describiendo, cada una de las ciudades representa más de lo que nos dice, otra de las lecturas que aunque pueden ser rápidas nos hará invertir más tiempo en descifrar su contenido.

Farenheit 451

Una distopia, que no podía ser muy larga ya que Bradbury la escribió en muy poco tiempo, sin embargo no deja de ser una historia que deja mucho a la imaginación, y largos ratos para comentarla.

Pedro Páramo.

Esta historia de Rulfo, catalogada la precursora del realismo mágico, también te la puedes leer en una o dos tardes, en pocas páginas está escrita una historia digna de ser recordada y que abrió las puertas para que se conociera la literatura mexicana en el mundo.

Nada.

Una historia contemporánea, escrita brevemente, pero con una serie de eventos que moverán los sentimientos hasta del más duro. Leer a Teller se está volviendo obligatorio en las escuelas, gracias a esta novela corta.

Bueno, sé que la lista podría seguir, pero quería darles sólo unos ejemplos de cómo no podemos juzgar un libro, no únicamente por la portada sino también por el grosor, estas novelas, son un ejemplo de que una historia, aunque económica en palabras puede ser dadivosa en imágenes y en profundidad.


La próxima vez que quieran leer un libro no piensen que porque es un libro corto, o un libro que ha sido catalogado como infantil no les pueda dejar pensamientos profundos o historias interesantes. 
Reacciones:

1 comentario:

  1. Muy buenas propuestas! Tengo algunos que agregar a mi lista, pero por supuesto que me agrado ver a El Principito! Si que es una historia corta pero grande en su significado! No por nada esta el famoso dicho que dice: "Al buen entendedor, pocas palabras"

    ResponderEliminar

Búsqueda

Comparte esta página

Delicious Digg Facebook Favorites More Stumbleupon Twitter