miércoles, 17 de abril de 2013

Escrito por axlmar en , | 5:07 p. m. 1 Comentario



¿Qué hacer cuando te llega?

 

Creo que muchos habrán oído hablar sobre el bloqueo de escritor, tal vez piensen que es una especie de excusa pero realmente ocurre. Puede que estés escribiendo porque la musa llegó pero entonces algo sucede. En lo personal ha habido veces en los que estoy escribiendo y en ese momento recibo una llamada, el simple hecho de escuchar el tono o el timbre me ha hecho perder el hilo de lo que estaba escribiendo. 

Realmente es algo horrible cuando eso pasa, porque aunque tengas la idea de lo que querías escribir al recibir la interrupción, es como si tuvieras un corto circuito, las palabras se esfuman, los personajes se enojan y las ideas se estancan. 

A veces simplemente, vas avanzando con la historia y de repente ya no puedes seguir, lees y vuelves a leer lo escrito y no parece tener sentido, entonces te quedas sin saber cómo continuar.

Tener bloqueo no es algo agradable, porque como escritor siempre se tiene esa necesidad de escribir. Así que la sensación de querer hacerlo pero no saber cómo hacerlo es terrible. 

Hay personas o momentos en los que los bloqueos pasan rápido, unas horas o a veces minutos, pero hay otras ocasiones en que esas horas se transforman en días, a veces en semanas, o peor incluso meses. 

Es ese momento incómodo en que estás ante una computadora, una máquina de escribir o un cuaderno y no tienes la menor idea de que escribir. Puede ser que sigas escribiendo, pero para darte cuenta de que lo que estás escribiendo no es ni remotamente bueno, o que son sólo palabras sin sentido, o peor aún que las palabras no salen en absoluto, que a falta de letras te pones a dibujar monitos o jugar gatos. 



¿Qué hacer entonces?

Bueno en lo particular, como siempre hablo acerca de lo que me ha funcionado a mí, puede que no a todos les funcione, lo que sí debe ser parecido es que tienes que encontrar tu detonante. Yo escucho música, ¿de cuál? Bueno eso depende de lo que esté escribiendo. Si la historia es de misterio, busco algún soundtrack de una película de suspenso, o me voy a la música clásica (sí, no por nada es clásica, aún hoy en día sigue funcionando a la perfección), si quiero romance, me pongo a escuchar boleros o baladas, y así…

Pasa también que la música no es suficiente, entonces bueno para algo está la televisión, escoge un programa que no te haga pensar mucho (como la gran mayoría) y despeja tu mente un rato. Si aun así no ha terminado el bloqueo, siempre hay juegos en internet o un rato de PSP.  En parte esto es darle un descanso a la mente de lo que estás haciendo, tal vez el bloqueo vino por una sobrecarga de pensamientos. 

Leer un libro ligero, en lo personal (creo que ya lo había mencionado antes) me gustan los libros para niños, siempre están llenos de magia, me distraen y al mismo tiempo pueden recargarme la magia de las palabras. 

O siguiendo el consejo de la maestra Caro, cuando no tienes nada sobre que escribir, escribe sobre que no tienes nada sobre que escribir… tal vez lo que escribas nunca ganará un nobel, pero puede ser que el bloqueo decida irse de vacaciones.

Si nada de esto funciona entonces le hablo a un amigo… (escritor de preferencia) y le cuento mi angustiosa situación “Tengo bloqueo”, un buen amigo siempre te dará ideas, que como dijo Karla antes no que las vayas a tomar porque el tema te escoge, pero puede ser que te despierte algo que se adormeció en tu historia. 

El proceso puede durar mucho tiempo, y depende también de lo que haya provocado el bloqueo. Lo importante es tratar de seguir escribiendo, así sean cosas sin sentido, y probar otras cosas, tal vez lo que a mí me ha funcionado no te funcione. Pero puedes salir de tu casa, ir a pasear a un parque, ir al cine, ir por un café o un helado, ir de fiesta con algunos amigos, o leerte toda la enciclopedia británica. 

Algunos escritores van de visita a la casa de la abuela o de las tías, recordar cosas de la niñez puede ayudar, otros como Truman Capote, iba con un amigo en la estación de policía para enterarse de los delitos de las personas detenidas. 

El caso es que, a cada quien el bloqueo le llega de forma diferente, por lo que salir del mismo será de manera distinta, lo que sí es seguro, es que a todos los escritores nos ha pasado aunque sea una vez, así que si estás empezando a escribir y de repente te surge un bloqueo, sigue los siguientes pasos.

  1. No se  alarme, a todos le pasa.
  2. Trate formas para acabar con el bloqueo.
  3. Sí no le funcionó, siga probando.
  4. Cuéntelo a quien más confianza le tenga…
  5. Sí el bloqueo terminó, felicidades, has pasado por tu primer bloqueo y sobreviviste.
  6. Si no, sigue con el paso 3 y 4 hasta llegar al 5.

Lo primordial es no dejarse llevar por el bloqueo, tampoco hacerlo tu enemigo. Sino salir adelante porque tarde o temprano querrá volver a ti. 



Los bloqueos , siempre ocurrirán, pero creo que después de haber experimentado tu primer bloqueo, le tendrás más respeto a la musa, a las ideas y a lo que estás escribiendo… así que ánimo, si estás escribiendo, aprovecha, antes de que el bloqueo llegue a ti. ~

Reacciones:

1 comentario:

Búsqueda

Comparte esta página

Delicious Digg Facebook Favorites More Stumbleupon Twitter