viernes, 19 de abril de 2013

Escrito por axlmar en , | 7:12 p. m. Sin comentarios


Esas caricaturas japonesas

 

Hoy quería hablarles de algo que fue en primer lugar lo que me hizo sentir cierta seguridad en cuanto al escribir. Hace ya bastantes años que de Japón llegaron a México algo que la gente llamó “caricaturas japonesas”, como buena niña que era, vi las que pasaron en mi tiempo,  pero no fue sino hasta mucho más tarde que supe que esas caricaturas como la gente les decía, eran algo más, son animes, o animaciones japonesas y que los animes están basados en mangas (historietas japonesas.

Se preguntarán porqué estoy hablando de esto, bueno… toda mi vida me ha gustado escribir, sin embargo no fue sino hasta que escribiendo un fanfiction (si muchos escritores hemos escrito alguno) me di cuenta de que tenía facilidad para desarrollar historias mucho más complejas y de mucha longitud.

Pero ¿por qué escribir un fanfiction de un anime? Primero dejemos en claro que un anime no es una simple caricatura, los animes tienen géneros, dependiendo del tema a tocar así como del público al que van dirigido. Muchos de ellos distan de ser una caricatura para niños. Los animes dirigidos a niños se llaman “kodomo”, es decir va dirigido al público infantil (éste es el género que entraría en categoría de caricaturas), a partir de los animes dirigidos a los adolescentes los géneros cambian de acuerdo si son para chicos o chicas. ¿Por qué la diferencia? Bueno para los chicos adolescentes está el “shonen” , donde los protagonistas son muchachos donde pueden incluir elementos mágicos o deportes. Para las chicas está el “shojo”, generalmente son mujeres las protagonistas y se desarrollan elementos románticos. Pero allí no para la cosa, también hay géneros de animes para personas adultas. Para los hombres está el “seinen”, donde los temas son más adultos, se hablan de muertes en guerras, plots políticos, etc… mientras que para las mujeres se encuentra el “Josei”, tramas donde las protagonistas se enfrentan a situaciones de trabajos complejos, donde se  entraña en las relaciones amorosas e incluso maritales.

De hecho esa es la clasificación inicial, ya que también hay clasificación de acuerdo a los temas que se tocan, e incluso hay una rama para mayores de edad algo así como las películas XXX. 

Las primeras “caricaturas” que llegaron a México fueron shojos, es decir eran para adolescentes, pero como eran animaciones, todos los niños tenían acceso a esas historias. A diferencia de una caricatura, estos animes contenían un argumento típico de una novela, con desarrollo más complejo y tocando puntos que para muchos era desconocido, como era el enfrentamiento a la muerte y el cumplimiento del honor. Hay que tener en cuenta que los primeros animes que llegaron al país, fueron historias occidentales hechas desde la visión oriental. Muchas veces esos puntos de vista nos resultaban chocantes y sin mucha comprensión, sobre todo para un niño.



A medida que fui creciendo, comencé a entender muchas cosas que había visto y entonces dentro de mí nació el escribir fanfictions.  Eso me dio mucha seguridad en mi misma, publicar los fanfictions y tener lectores que te apoyaran realmente me dio la certeza de que era algo que quería hacer por el resto de mi vida.

En lo personal creo que estás historias me han influenciado al momento de escribir algo ya que no esté basado en un anime, pero la forma y la complejidad  se quedaron marcadas en mí. Y pues de igual manera sigo disfrutando de los animes que siguen saliendo, además de que me he puesto a leer mangas.

No sé si algún día me libraré de este hechizo que el anime ha puesto sobre mí. Y tampoco estoy segura de querer librarme del mismo.
Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Búsqueda

Comparte esta página

Delicious Digg Facebook Favorites More Stumbleupon Twitter