lunes, 24 de febrero de 2014

Escrito por axlmar en , , | 10:16 p. m. Sin comentarios



Escribir sobre lo que te gusta.



Hemos hablado mucho sobre leer sobre lo que te gusta o con algo que te sientas bien al hacerlo, pero no es algo de lo que nos hablen mucho cuando entras a clase de escritura.

Una vez que entras a la escuela de escritores, comienza a resultar difícil porque comienzan a darte tareas, es decir temas “sobre los que se ha de escribir”, cada semana hay que escribir sobre algo que no es lo que normalmente escribirías… como ejercicio es interesante y también descubres cosas sobre ti mismo, porque al escribir sobre algo distinto a lo usual, te encuentras con ideas y cosas que tal vez formen parte de uno, a veces algo que te comienza a agradar.

En lo general, hay cosas sobre las que si me gustó escribir, pero no todo, en teoría un buen escritor debe poder escribir sobre cualquier tema, pero en definitiva escribes mejor sobre lo que te gusta.

Después de dos o tres años escribiendo sobre temas diversos que no escogiste, has hecho de eso una costumbre, y entonces aparece lo malo… olvidas que temas son los que te agradan, y cuando por fin puedes escribir de esos temas libres, no sabes que escribir.

Esta situación, puede ir de menos a más, pero en el peor de los casos, se convierte en un bloqueo semipermanente, por no decir permanente. En otros casos tomar la pluma es una batalla interna por volver a descubrir los gustos propios, lo bueno que hay en uno, lo que uno quiere expresar.

Ahora que estoy en las clases avanzadas veo ese problema,  conmigo, con mis compañeros, escribiendo por escribir, sin estar seguros que eso es lo mejor para nosotros, si eso es lo que queremos expresar.

Es evidente que uno cambia con los años, pero en cuestión creativa, el no dejarte escribir de temas libres antes creo que hace este gran muro entre la creatividad y nosotros mismos.
En lo personal me está costando trabajo, he tenido que hacer cambios y por fin me estoy reconciliando con la escritura, pero el proceso ha sido duro y me ha tocado derramar lágrimas para volver a reencontrarme con la escritora que llevo dentro, con aquella que me hizo llegar a la escuela de escritores en primer lugar…

Mi consejo sería, no olvides porque comenzaste a escribir, porque al final será quien te mantenga a flote.
Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Búsqueda

Comparte esta página

Delicious Digg Facebook Favorites More Stumbleupon Twitter