viernes, 4 de abril de 2014

Escrito por Nicte Yuen en | 6:31 p. m. Sin comentarios
Mi experiencia en el Libro Rojo


En esta ocasión quiero compartirles mi experiencia como miembro del LIBRO ROJO, a un año de haberlo inaugurado. Porque no todo ha sido miel sobre hojuelas, como suele decirse. En los primeros meses de vida del blog, yo era una espectadora y una lectora más. Veía como mis compañeras, Ale y Karla, grababan sus primeros videos, los editaban y estaban en busca de mejores opciones para ofrecer. Creo que por aquellos días, mi principal función era más “apoyo moral” que otra cosa; y estaba satisfecha con mi papel, porque las notaba muy entusiasmadas y llenas de ideas literarias. Sin embargo, poco a poco, fui colaborando en algunos videos, en esto y aquello, hasta que finalmente, un día, fui cordialmente invitada a participar activamente en este blog, haciendo lo que mejor se hacer, escribir. O al menos, eso creía yo cuando acepté; porque no es lo mismo escribir un cuento, darle forma a partir de una idea que traes rondando en la cabeza, pensar en  quienes serán tus personajes, caracterizar  nuestras obsesiones; que sentarse a escribir un artículo sobre la reseña de una película o de un libro, el lenguaje empleado  no es el mismo. De pronto, tenía la página en blanco y no sabía cómo iba a llenarla. 

            En una palabra, EL LIBRO ROJO, ha sido todo un reto; el cual estoy contentísima de haber aceptado, porque me ha permitido explorar espacios lingüísticos que no esperaba, además de aprender un montón de cosas de mano de mis compañeros, desde tecnicismos hasta cómo regatear cuando vaya a San Juan de Dios (mercado altamente popular aquí en Guadalajara). Si alguien por ahí, piensa que llevar un blog sobre temas literarios es aburrido, no tiene ni idea del asunto. Yo al  menos, me he reído como loca, desde grabar los videos, asistir a las reuniones, buscar información para escribir los artículos, y un largo etcétera. Y espero que ustedes, como lectores de este blog, también hayan pasado buenos ratos en nuestra compañía.

            Como ya se habrán dado cuenta, cada uno de nosotros tiene sus propios temas de interés, y yo no podría ser la excepción. Los vampiros están en el primero lugar, desde cuentos, novelas, películas hasta el hecho de estar escribiendo una novela donde el personaje principal es precisamente un vampiro. Pero también  disfruto mucho leyendo novelas históricas, o cualquier texto escrito por Saramago, a quien admiro profundamente. Estas pequeñas obsesiones, se han visto reflejadas en los artículos que he escrito para el blog, y seguramente continuarán así en el futuro; así que esperen más colmillos y litros de sangre en próximos artículos.  Aunque también tengo planeado explorar nuevos territorios literarios y hacerlos participes de esto, con algunas reseñas de libros que estoy leyendo o por leer.

      
      Sin más por el momento, me despido de ustedes, esperando que continúen con nosotros un año más.
Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Búsqueda

Comparte esta página

Delicious Digg Facebook Favorites More Stumbleupon Twitter