viernes, 3 de agosto de 2018



Inanna



Para este mes, el reto era leer un libro que te hubiera llamado la atención por la portada, tengo en mi haber un montón de ese tipo de libros, que vas por allí y ves colores, una imagen atractiva y tomas el libro, no siempre te vas a encontrar con una buena sorpresa, puede ser que te lleves un chasco.

El libro de Inanna, llegó a mis manos porque estoy leyendo sobre mitologías, de este tema ya tenía un libro pero que se veía demasiado serio, cuando Nicte me lo prestó, mis ojos se agrandaron, las imágenes son preciosas y realmente quise leerlo de inmediato.

¿De qué trata?

La historia de Inanna, pertenece a las mitologías antiguas, de hecho, a las más antiguas de la que la civilización tiene memoria. Forma parte de la cultura sumeria, aquella que se ubica en Mesopotamia.

Inanna, camina por la tierra primigenia, y comienza sus aventuras cuando se da cuenta de que es una mujer, después de eso tiene un encuentro desagradable con Lilith, donde Gilgamesh, el héroe épico de la leyenda sumeria le ayuda.

En una noche de copas, Enki, le regala dones, virtudes y obsequios, cuando Enki se da cuenta de lo que hizo, quiere recuperarlos, pero Inanna logra escapar, a los días Enki, va y se disculpa con ella, le augura que será una mujer muy poderosa.

Inanna entonces desea casarse, y mantiene interés por un pastor y un agricultor, al final Dumuzi, el pastor gana el corazón de Inanna, después de un breve romance con él, decide abandonarlo e ir a buscar algo más, por lo que baja al inframundo, donde es retenida por Ereshkigal, el dios del inframundo.

El dios, le dice que podrá subir de nueva cuenta a la Tierra, pero que alguien debe tomar su lugar, todos están haciendo luto por Inanna, a excepción de Dumuzi, triste y enojada, le pide a Ereshkigal que se lo llevé. Aunque esta decisión hará que la ira exploté en ella, y se convierta en la diosa más poderosa.



Opinión.

Es muy interesante la historia de Inanna, las feministas piensan que han descubierto el hilo negro, pero Inanna que fue escrita hace cerca de cinco mil años, es la representación de la mujer empoderada, fuerte, que ama su cuerpo y que, a pesar de su poder, aún es capaz de enamorarse de un hombre común.

Muestra a una diosa que es todo, con lo que extiende la palabra, es amor, es odio, es calma, es furia, es poder y es vulnerable, es una representación maravillosa de lo que es ser una mujer.

En lugar de dar a las niñas, esas historias sobre princesas, deberían dar este tipo de historias, donde una mujer es la protagonista, una mujer tiene aventuras, una mujer se enamora, una mujer estalla en ira, en que una mujer muestra compasión y muestra su verdadero poder. No les demos más historias de damiselas en peligro que necesitan ser rescatadas, enseñemos lo que los antiguos enseñaban a sus hijas, que una mujer puede ser una diosa.


Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Búsqueda

Comparte esta página

Delicious Digg Facebook Favorites More Stumbleupon Twitter