lunes, 21 de enero de 2019

Escrito por Nicte G Yuen en , , | 7:05 p. m. Sin comentarios


Entré al mundo creado por Michael Crichton con un poco de predisposición sobre lo aburrido que me resultaría una novela de dinosaurios. De hecho, ni siquiera quise comprar el libro, preferí pedirlo prestado, por qué quién quiere gastar el dinero en un libro que no disfrutara. Estuve dándole vueltas por varios días hasta que me animé a leerlo, respiré profundamente, contuve el aliento y comencé. Debo aclarar a este punto que ya había visto la película, al menos unas dos o tres veces, la última vez en el cine en una función especial en 3D por el aniversario de la cinta. Me gusta aunque no es de mis favoritas, algunas escenas me parecen increíbles y otras me aburren. Bueno, regresando a la lectura, las primeras páginas me tenían confundida, entre que entendía y no, quizá porque no sabía hacia donde me estaban llevando, y eso que ya había visto la película. Sin embargo, conforme uno avanza en la lectura, se va percatando más y más de la genialidad tras la narrativa del autor, el señor Crichton es fantástico, terminé amando a cada uno de esos dinosaurios que describe en el libro. 

“Las consecuencias son intrínsecamente imprevisibles”
              Ian Malcolm
EL LIBRO:
            Novela de ciencia ficción y aventuras escrita por Michael Crichton en 1990, la cual trata sobre el campo de la ingeniería genética aplicada al comercio y la exploración de animales.  La obra de Crichton representó su consagración definitiva como autor de bestsellers. El parque jurásico tuvo una buena recepción por parte de la crítica, los periódicos de aquel año la describían como “una joya de la fantasía científica”; y se convirtió en una de las novelas más leídas de la década de los 90´s, así como un precursor de la “dinomanía”.
             La historia trata sobre John Hammond un multimillonario que construye una reserva biológica combinada con un parque temático en una isla cerca de Costa Rica, la cual cuenta con verdaderos dinosaurios, creados a través de la ingeniería genética. Para avalar la seguridad del Parque Jurásico y tranquilizar a los inversionistas, se invita a un grupo de personas a visitar la isla, entre quienes se encuentran un paleontólogo (Alan Grant), una paleobótanica (Ellie Sattler) y un matemático experto en la teoría del caos (Ian Malcolm); a ellos se unen los nietos de Hammond, Lex de 8 años y Tim de 11años, quien es un verdadero amante de los dinosaurios y los ordenadores. Durante el transcurso de la visita y a pesar de los modernos sistemas de seguridad, el azar y las circunstancias se mezclan para desencadenar la pérdida de control del parque, quedando los visitantes a merced de los dinosaurios que habitan el parque.
            En el libro, a diferencia de la película, nos cuentan que algunas especies de dinosaurios se están reproduciendo, esto debido a que al momento de la clonación se añadió ADN de anfibio, lo que provoco el cambio de sexo en algunas hembras; claro que el genetista Henry Wu, responsable de los ejemplares clonados no tenía idea de lo que implicaría añadir ADN de anfibio, siendo Alan Grant quien le hace notar el error cometido. Otra diferencia notable está relacionada con algunos velociraptors y su intento por llegar a Costa Rica a bordo del barco que sale de la isla el día en que se corta la electricidad del parque, esto para poder robar algunos embriones de dinosaurios y hacer un negocio millonario con ellos.
             ¡Dinosaurios reproduciéndose! ¡Velociraptors fuera de la isla! ¡Embriones robados!


“En la región conservadora, lejos del borde caótico, los elementos se agrupan lentamente, sin mostrar pautas definidas”
                                 Ian Malcolm
LA PELÍCULA:


            Película estadounidense estrenada en 1993 y dirigida por Steven Spielberg, primera entrega de la franquicia de Parque Jurásico,  con un guión escrito por el mismo Michael Crichton. Spielberg adquirió los derechos antes de que se publicara la novela en 1990, contratando el propio autor para adaptar su obra a la gran pantalla, aunque el guión final quedó  a cargo de Koepp, quien dejó fuera muchas escenas violentas e introdujo sustanciales cambios en los personajes.  El rodaje se llevó a cabo en California y Hawái entre agosto y noviembre de 1992. Los dinosaurios fueron creados con unas innovadoras imágenes generadas por ordenador elaboradas por Industrial Light & Magic, y con animales animatrónicos de tamaño real. La campaña publicitaria costó alrededor de 65 millones de dólares, y la película se convirtió en un éxito mundial con ganancias por 900 millones. La crítica especializada la alabó por sus efectos especiales y por la banda sonora a cargo de John Williams, ganando más de veinte premios, entre ellos tres Premios Oscar.


Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Búsqueda

Comparte esta página

Delicious Digg Facebook Favorites More Stumbleupon Twitter