viernes, 26 de abril de 2019

Escrito por axlmar en , , , | 11:05 a. m. Sin comentarios





Cuando leemos un libro, muchas veces lo que más no gusta no es la historia en sí, incluso hay veces que la historia es mala, pero hay algún personaje que se queda clavado en tu cabeza, ése que hace que llores y te emociones. Esos son los personajes memorables.

Ahora bien, por lo general, es normal que recordemos a los protagonistas de las historias, sobre todo, si éstas nos encantaron, pero ¿qué sucede con aquellos personajes que podrían ser lanzados al olvido? Aquellos quienes no son principales, no obstante, es imposible olvidarlos.

¿Cuáles son sus características?

Por lo general cumplen ciertas características. Son personajes muy reales, es decir, su personalidad podría compararse con gente de carne y hueso. Por lo tanto, te hacen sufrir, llorar, reír, es decir, emocionarte.

Su peso en la historia fue fuerte incluso si no fue protagonista. Los autores tratamos de darle nuestra atención al actor principal de nuestra obra, pero a veces sucede que creamos a alguien que no sólo se gana importancia, sino que demanda la atención. A muchos escritores estos personajes nos toman por sorpresa, y a todos nos ha pasado, quieres escribir la historia sobre A, pero D, salta del papel, te asombra y es cuando sabes que debes desarrollarlo más.

A veces ellos mueren, el escritor, una vez que reconoce quien es memorable, puede incurrir en asesinato, matar a este tipo de personaje, provocará dos cosas: que el protagonista tenga un trauma que superar, un conflicto extra en su vida y la segunda, el personaje quedará para siempre en la memoria del lector.

Mis personajes favoritos no protagonistas.

A lo largo de los años, he leído bastantes libros. Sería difícil que recordara con exactitud los nombres de las historias, con mayor razón de los personajes principales. Sin embargo, hay algunos que sin ser protagonistas, se han quedado grabados como si fueran tatuajes.

Beth March, de “Mujercitas” aunque la protagonista es Jo, Beth es entrañable, es por mucho, la chica más agradable de las cuatro hermanas, es una joven buena, no causa problemas, es simpática y lamentablemente de las que más te hacen sufrir.

Los gemelos Weasley, de la Saga de Harry Potter, en una saga con tantos personajes, la mayoría te dirán que ellos son los mejores, los gemelos George y Fred, son en extremo simpáticos, completan las frases uno del otro, con mente ágil y lengua suelta. Durante los 7 años que comprende la saga, hacen su aparición y obviamente se ganaron mi corazón como el de miles de fans.

Samsagaz Gamyi, de la saga del Señor de los anillos, es un personaje secundario, pero es uno de los que tiene un cambio positivo en la historia, además se vuelve el testigo principal de lo que hace el protagonista, comienza siendo un tanto cobarde, pero al paso de los libros esto cambia, y realmente se queda en la cabeza del lector.

Mammy, de “Lo que el viento se llevó”, sabemos que Scarlett O’Hara es super memorable,
ella es la protagonista, sin embargo, me llama la atención que teniéndola cerca, Mammy, su esclava negra, su nodriza cobre tanta fuerza, porque es la voz de la razón, es quien la cuida, quien está con ella de principio a fin, es como la sombra de esa muchacha irresponsable que va madurando, no bajo los ojos de su madre, sino de esta mujer fuerte que es la única que se atreve a decirle sus verdades.

Jacob Black, de la saga de Crepúsculo, el personaje ni siquiera es protagónico, pero podría decir que es mejor que los principales, tiene una historia redonda, él tiene evolución, al grado que en el último libro, prácticamente se lleva el peso del desenlace de la saga.

Goyo Vyc y Domingo Revolorio, de “Hombres de maíz” estos personajes, forman parte de un libro que maneja también muchos nombres, sin embargo, en lo personal se vuelven memorables cuando tratan de negociar con aguardiente de forma bastante graciosa, que no es sorpresa cuando fracasan en su intento.

Hay más, pero no quiero que esto se vuelva inacabable, aun así, podrán darse una idea a qué me refiero con que hay personajes que se roban el protagonismo. Así que si eres escritor, ten cuidado con ellos y si eres lector, atesóralos, no en todas las historias encontrarás a uno.

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Búsqueda

Comparte esta página

Delicious Digg Facebook Favorites More Stumbleupon Twitter