jueves, 10 de octubre de 2019



El otro día luego de cerrar el libro que estaba leyendo caí en cuenta que estaba avanzando muy lento con la lectura, que ya llevaba varias tardes invertidas y nomas no lograba terminarlo. La verdad es que hay un antes y un después de utilizar Goodreads, pues antes no llevaba un conteo que cuántos libros leía en el lapso de un mes o de un año, ni con qué frecuencia los iba terminando, leía y ya, y con el paso de los meses ya había olvidado que libros había leído en ese periodo; ahora que ya llevó un par de años utilizando está aplicación y de ir registrando todas las lecturas que hago, me he dado cuenta de algunas cosas referentes a mis propios ritmos de lectura, que me han ayudado a tener un mejor avance y una mayor comprensión al momento de leer. Pero antes de seguir filosofando al respecto, dejemos algunos puntos claros sobre los tipos de lectura que existen y sobre la velocidad lectora.


Existen numerosas clasificaciones para los tipos de lecturas, algunas de ellas se basan en la finalidad y otras en las etapas de la lectura.
LECTURA RECREATIVA (OCIO): consiste en  ponerse en contacto con el texto para formarse una idea global del contenido (revistas, periódicos, novelas).
Se leen en promedio 300 palabras por minuto
LECTURA SELECTIVA: consiste en una búsqueda de aspectos muy concretos del texto, el lector descubre lo que le interesa y lo extrae del resto de la información, prescindiendo de lo demás.
Se leen 500 palabras por minuto
LECTURA DE COMPRENSIÓN: requiere una lectura exploratoria y de un desmembramiento del texto en las ideas principales que lo componen.
Se leen 200 palabras por minuto


Velocidad lectora: es la cantidad de palabras que una persona lee por minuto con la finalidad de comprender el contenido del texto. A partir de la cantidad de palabras que lee por minuto una persona puede calcular su velocidad lectora, esto servirá para saber en cuánto tiempo procesa la información.
Indicaciones para llevar a cabo las pruebas de velocidad lectora: En primer lugar debe evaluarse en un lugar tranquilo y silencioso, y leer en voz alta lo más rápido que pueda sin equivocarse e ir tomando el tiempo.
Fluidez lectora: Es una sensación de un abrazo armonioso y expresivo de las palabras del texto que leemos para comprenderlo, incompatible con la velocidad lectora que los cronómetros se encargan de medir.

Centrándonos en la lectura recreativa, les contaré mi experiencia respecto a la cantidad de páginas que alcanzó a leer en una hora, esto dependiendo del tipo de libro que tenga entre manos.
Ø  Novelas infantiles y juveniles: 100 páginas por hora
El lenguaje es fluido, no suelen encontrarse palabras cuyo significado se desconozca, la letra es grande y espaciada; por lo que puedo avanzar con mayor rapidez sin tener que regresarme a releer algún párrafo.
Ø  Novela negra, de suspenso, de ciencia ficción e histórica: 50 páginas por hora
Este tipo de novelas requieren que vaya prestando atención a los detalles, al desarrollo que se le da a los personajes, a las fechas y los distintos escenarios, contienen ciertas palabras cuyo significado desconozco y requiero buscar en algún diccionario, además la letra suele ser más pequeña. Algunos pasajes los vuelvo a leer para terminar de comprender cierta parte de la trama.
Ø  Novelas clásicas, cualquier obra de Saramago: 30 páginas por hora
Tienen descripciones  extensas de los personajes y los distintos escenarios que se nos presentan, y un lenguaje de otra época, con muchas palabras que ya no están en uso y que por lo mismo desconocemos su significado. Con tales características me es imposible leer al mismo ritmo que si tuviera una novela juvenil en mis manos, al menos si mi propósito es comprender la lectura. Punto y aparte son las novelas del Señor Premio Nobel, Saramago, en mi muy particular experiencia, son la cosa más lenta de leer, pues no usa signos de puntuación, ni guiones para los diálogos  ni nada, todo está escrito de corrido; esto requiere una lectura más pausada, cuando llegó a los diálogos tengo que hacer dos voces en mi cabeza para no confundirme.





Y así como una servidora tiene estos ritmos lectores, cada uno de ustedes seguramente tendrá los propios, si aún no se han detenido a explorar cómo es su velocidad lectora, los invito a que lo hagan, y a que observen cómo reaccionan a las diferentes lecturas y libros que leen.

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Búsqueda

Comparte esta página

Delicious Digg Facebook Favorites More Stumbleupon Twitter