sábado, 16 de noviembre de 2013

Escrito por Nicte Yuen en , , , | 8:00 p. m. Sin comentarios

La Trilogía de la Bella Durmiente



La escritora Ann Rice es mundialmente conocida como la autora de las Crónicas Vampíricas, pero años antes de escribir su mejor novela: Entrevista con el vampiro, escribió una interesante versión del cuento clásico de la Bella Durmiente, bajo el seudónimo de A. N. Roquelaure, utilizado por la escritora para publicar sus novelas eróticas. Este seudónimo lo uso principalmente en sus primeros años y para temas más orientados a adultos, sus libros contienen constantemente mezclas de lo horroroso con lo lujurioso, destacándose en sus historias de ficción los sentimientos homo eróticos que sienten sus personajes. Sus más importantes obras bajo estos pseudónimos son la Trilogía de la Bella Durmiente, donde Rice dejó volar su imaginación portentosa situando la acción en parajes lejanos y palacios. A continuación les contaré todo lo que deben saber  sobre tan sugestiva trilogía

¿DE QUÉ TRATA LA TRILOGÍA?
El príncipe de un pequeño reino de lo más peculiar había crecido oyendo la historia de la Bella Durmiente, sin pensar que podría ser una historia real. La reciente muerte de su padre le llevará a tal desesperación que decidirá descubrir si la leyenda tiene algo de verdad. Impulsado por un deseo de conquista sin igual atravesará los múltiples peligros que rodean el reino vecino, sin apenas reparar en otros príncipes cuyos restos permanecen atrapados en el lugar...
Tras cien años de sueño profundo, la Bella Durmiente abrió los ojos al recibir el beso del príncipe. Se despertó completamente desnuda y sometida en cuerpo y alma a la voluntad de su liberador…
Hasta aquí, algo de lo más normal en una novela que podría tener algo de magia. Pero todo termina pronto en una ilusión. La novela, difícil de leer sin estar todo el tiempo con el corazón encogido, está llena de escenas de sumisión, castigos por doquier (merecidos o no) y un sin fin de escenas de dominación en una corte donde todos parecen estar descerebrados y es normal que los príncipes y princesas de otros reinos terminen allí para aprender obediencia y control. Prácticamente todas las páginas están llenas de escenas difíciles de tolerar aunque su máxima es no dejar marcas en los cuerpos de los esclavos.
¡Con lo que se ha hablado del libro Cincuenta sombras de Grey!  Este libro debería ser su precursor, ya que Anne Rice lo escribió para los lectores adultos en 1983.



El primer libro, titulado el rapto de la bella durmiente, termina de forma brusca cuando Bella va a ser llevada a un pueblo para un castigo del que nadie le quiere hablar. Pero uno necesita unos días para hacerse una idea de lo que puede suponer para la autora este castigo con todo lo que se ha explayado ya.
En cuanto a los protagonistas sin duda sólo considero como tal a Bella. Tanto el príncipe que la secuestra como la reina Eleonor son seres depravados que te revuelven las tripas. En la novela se vislumbra también quién puede ser el otro protagonista de la trilogía. El príncipe Alexi también tiene una historia no mejor que la de la princesa y parece que ambos se sienten atraídos hasta el punto de arriesgarse a ser duramente castigados por iniciar una relación secreta.
El segundo libro, titulado el castigo de la bella durmiente, nos sitúa en el pueblo de la reina Eleonor, donde los campesinos ahorran todo el año, esperando el día en que por unas cuantas monedas puedan adquirir un esclavo, uno de los príncipes, que tras desobedecer en el castillo, fueron enviados ahí como parte de su castigo, terminando en una subasta pública, donde cualquier mozo los puede adquirir. El tercer libro, la liberación de la bella durmiente, nos sumerge en un viaje a tierras lejanas, y a la culminación de esta obra dividida en tres partes.
Algo había cambiado. En cuanto abrí los ojos supe que nos acercábamos a tierra. Incluso en la lóbrega bodega percibí el olor característico de tierra firme. Así que el viaje está llegando a su fin, pensé.

Sólo añadiré que se abstengan de leer esta trilogía, las personas demasiado sensibles para evitar que sufra su cabeza y su corazón.


Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Búsqueda

Comparte esta página

Delicious Digg Facebook Favorites More Stumbleupon Twitter