martes, 6 de mayo de 2014

Escrito por axlmar en , , | 1:39 a. m. Sin comentarios



El cuento de hadas para adultas. 




Mr. Darcy es el epítome del hombre perfecto, es ese caballero de brillante armadura que viene a rescatar a la damisela en apuros, guapo y rico, que además está dispuesto a casarse con alguien pobre.

Jane Austen realmente creó al hombre perfecto, tomo el personaje de cenicienta al nivel máximo, el hombre no viene con el empaque de príncipe pero eso no le quita la perfección, hizo la historia más creíble y le dio realce al personaje femenino. Pero ese personaje estaba lejos de ser perfecto, mientras que el hombre era perfecto la mujer seguía siendo una pobre muchacha, sin clase, sin recursos, sin tanta belleza, con inteligencia pero llena de prejuicios.

Con el paso del tiempo comenzamos a ver cada vez personajes femeninos más fuertes, pero aún tenemos ese estigma de cuentos de hadas, hombres que van a rescatar a las princesas para hacerlas sus esposas.

Al carecer de personajes femeninos más fuertes, de niñas se les enseña los cuentos de hadas, claro la versión de Disney para que ni siquiera puedan comprender el valor de las princesas, un poco más. Se les da a las niñas desde temprana edad un coctel de mujeres en apuros rescatadas por los príncipes azules… más tarde continúan con la historia cliché de la cenicienta, claro sin darle más profundidad como le dio Austen, sino que se sitúan en la misma historia de la mujer pobre que se enamora del rico, no cambian nada, incluso hacen las protagonistas tan buenas que parecen estúpidas, sin inteligencia.

La situación del príncipe azul, difícilmente va a cambiar cuando el grueso de las mujeres prefieren ese tipo de estereotipo, primero el que presentan en los cuentos de hadas, después los que presentan en las telenovelas.

Para una mujer que se interese un poco en la cultura el irse despegando de esos clichés nos lleva a otro tipo de hombres, uno que inició en la mente de Jane Austen y que hasta nuestros días perdura.

Mr. Darcy es sin embargo más difícil de conseguir que los hombres de las telenovelas baratas, no es tan simple como un niño rico e inculto que se la pasa de fiesta en fiesta, es un hombre pensante que parece demasiado orgulloso al despreciar una vida frívola, repito, el personaje es perfecto, mientras que Lizzy no deja de ser una mujer que aprecia la vida banal, pero tiene gusto por la lectura y a quien desprecia es a Mr. Darcy por no ser más sociable.

Sí, efectivamente Jane Austen se enfocó en crear a un personaje masculino perfecto, pero en esa perfección llegan la desilusión, porque un hombre demasiado perfecto deja de ser atractivo para algunas que comienzan a desear en su lugar a un Mr. Grey.
Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Búsqueda

Comparte esta página

Delicious Digg Facebook Favorites More Stumbleupon Twitter