jueves, 5 de diciembre de 2013

Escrito por Danz en , , | 2:21 p. m. Sin comentarios
En esta ocasión quiero platicarles a groso modo, lo que he vivido en estos primeros días de la FIL, desde su inauguración hasta el día de hoy (jueves). Desde mi particular punto de vista (inculto político, adicto a la lectura y estudiante de escritor). 



¡Simón dice!


Así es, el presidente de Israel hizo una breve, pero sustancial aparición en esta FIL. Si me lo preguntan, fuera de la broma de que su nombre parece más mexicano que israelí, su aparición en la feria hizo más revuelo por sus implicaciones políticas que por las culturales. Después de todo, era de esperarse dado su cargo como mandatario de aquel país. Y es de hecho, por esta implicación, que me siento bastante bipolar respecto a la participación Israelí. 


Creo que lo malo de que Israel sea el invitado de honor en esta FIL es la bandera politizada con la que avanzó por los pasillos de la feria. Es un país en guerra, con toda la implicación de la palabra (ha recibido y ha dado muerte). Lo de la seguridad extrema, era algo que esperaba, es más se me hizo mínima en comparación a lo que tanta película y un poco de paranoia me hacían imaginar (la revisión de objetos que me hicieron a al entrada estuvo a cargo por gente mexicana y la "revisión" personal se baso en simplemente pasar por un detector de metales). Así que, de manera tangencial, lo único que sufrí fue un retraso debido a las filas. 

Entonces desde la bandera política, Israel es un país regado de una historia bélica con muchísimos matices de rojo. No es una buena carta de presentación en una feria del libro.


Lo bueno de que la cultura Israelí esté presente como parte de la FIL, es por sus escritores. Más allá del auge que están teniendo, para mi representan otra cosa más. Son la humanidad que subyace detrás de la bandera, son la gente que ha vivido en Israel y que nos cuentan, a través de sus letras, ese sentimiento que es el vivir tan de cerca el conflicto, el ser parte de él. Si me lo preguntan, no me puedo imaginar vivir en un país con esas circunstancias (a pesar de que México tiene sus propias y encarnizadas guerras internas). Creo, que representan una oportunidad para acercarnos a la realidad que viven las personas de calle, aquellas que no provocan a donde vayan, revisiones y perros que detectan bombas. 

Por lo demás, Simón puede decir lo que tenga que decir, al final nada superará el sentimiento de vivir desprotegido ante la realidad que nos tocó vivir y de describirla con la belleza que la literatura otorga. 




Dime a quién publicas y te diré de que careces 


Otra de las cuestiones que sentí diferente en esta FIL, fue el tipo de libros que estaba buscando y "la dificultad" para encontrarlos. 

Si bien, aún me gusta mucho leer autores Best Seller, ya sea latinos o gringos, la escuela de escritores me ha sembrado la inquietud de buscar la novedad de lo poco común, de la narrativa menos comercial y por lo tanto, más difícil de encontrar, a veces por la sencilla razón de la difusión localizada u opacada. 

Y basta ver en los pasillos de la expo las enormes fotografías de los autores del momento para perderse en el ¿debería leerlos? Si bien algunos son autores de la talla de Cortazar, también hay que considerar que las nuevas propuestas, quizá hasta podríamos decir "las más difíciles de vender", no tienen una difusión tan considerada.

Aún así, en lo personal, solo no he podido encontrar un libro: los cuentos de Guadalupe Dueñas, autora de la cual hice una breve semblanza aquí en el libro rojo. Es una autora local y del siglo pasado. Quizá, con suerte la encuentre en estos días que todavía durará la expo. 

A decir verdad, este aspecto de "no encontrar" no me desagrada tanto. Pues ha logrado que aumente mi espíritu de exploración, el estar preguntando (aunque en las computadoras de búsqueda digan que no lo tienen) por el autor o el libro que busco. Es, hasta cierto sentido, una falta de organización que me agrada y le da un ambiente de tianguis al asunto. Los puestos más interesantes ahora son los de las editoriales universitarias y las independientes. En fin, la búsqueda a pie, es algo que me ha agradado bastante. 



Por el momento es lo que puedo platicarles acerca de mi experiencia con esta FIL 2013. La próxima semana haremos nuevos artículos en base al tema. Por el momento, a disfrutar de esta feria que aún le quedan varios días por delante. 





Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Búsqueda

Comparte esta página

Delicious Digg Facebook Favorites More Stumbleupon Twitter